Socialistas huidizos

No corren buenos tiempos para los políticos socialistas. Al menos, para una parte de ellos, que no quieren ver a los periodistas ni en pintura,