Escribe para buscar

Editorial

Pasaporte Covid: una estrategia común

Compartir
Datos Covid Melilla

Varias comunidades autónomas de distinto signo político han comenzado a presionar a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, para que coordine a nivel estatal la implantación del Certificado Covid para acceder a determinados espacios, de modo que, según han dicho algunos Ejecutivos autonómicos, se pueda dar amparo jurídico a las comunidades para tomar una medida que ya ha sido tumbada con anterioridad por varios tribunales superiores de Justicia.

En concreto, comunidades como Andalucía, Castilla y León o Aragón, entre otras, han pedido ya la intervención de la ministra para que elabore una estrategia nacional en torno al certificado Covid, y que, de esa manera, las CCAA eviten tomar otras medidas relacionadas con las restricciones de horario o aforo.

No es el caso de Melilla, que, aunque ha expresado que está dispuesta a unirse a la solicitud del pasaporte Covid para acceder a locales de restauración y otras actividades si ayuda a contener la pandemia, u otras medidas restrictivas para proteger la salud de los ciudadanos, ha advertido que “siempre bajo el paraguas de la legalidad”, algo que “ahora mismo no es posible”.

Sin embargo, en otros puntos no cesan en dar pasos en la dirección de exigir este requisito para determinadas actividades. Es el caso de Navarra, que va a proponer la aplicación del pasaporte COVID para su ratificación judicial al Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), medida que, en caso de aprobación, funcionará en espacios y supuestos determinados, como restaurantes y locales de ocio nocturno y eventos multitudinarios con consumición. 

En lo que muchos coinciden es en reclamar que el pasaporte COVID sea una “herramienta común” y su implantación vaya dirigida a su uso en espacios cerrados donde se quita la mascarilla como hostelería y ocio nocturno o albergues, pero no es necesario en lugares como teatros, donde no se debería quitar.

En cualquier caso, una cosa está clara: son mayoría las que reclaman una estrategia estatal para darle seguridad jurídica a esta medida para que no ocurra lo que ha venido sucediendo durante la pandemia, que en unos lugares los tribunales permitían determinadas medidas y en otras las tumbaban.

Mientras esto llega, la tendencia al alza de los casos positivos es una constante estos últimos días aunque ayer se frenó algo en Melilla (ver cuadro y pág. 9).

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *