COLUMNA SANITARIA: La claridad es la puerta del entendimiento

Por Antonio García Castillo

Y, por tanto, disipa las dudas. Me viene a la mente aquella cancioncilla de Camarón de la Isla que, poco más o menos, decía así el estribillo: La Tarara sí, la Tarara no… Cambien la T por una M y tenemos el tema del que vamos a tratar que no es otro que el uso de las MASCARILLAS.

Bien sabido es que una Pandemia no es una epidemia de pan, es algo muy serio como demostrado está y no para andar con zarandajas con respecto a su uso, que unos preconizan que sí y otros todo lo contrario en ocasiones y así van enredando a los sufridos españoles con una falta de acuerdo que raya en un despropósito que como diría un castizo “es como para mear y no echar gota”. Todo esto crea duda y la duda deriva en inseguridad.

Las vacunas no son esterilizantes, quiere esto decir que procuran inmunidad al vacunado, pero no impiden que se vuela a contagiar y contagie a otros que si no están vacunados padecen la enfermedad; por todo lo cual MASCARILLAS SÍ O SÍ, porque tienen efecto barrera, como los preservativos, los DIUS, y muchos más.

El colmo lo encontramos en el ambiente escolar cuyas recomendaciones cambian de un día para otro y donde hay un porcentaje muy alto de contagios y si es difícil controlar a los adultos, lo es más a los pequeños y así tienen a los padres, más liados que un trompo.

Yo seguiré con mi mascarilla como si me dicen que tengo que llevar también un sombrero de ala ancha. ¡Bonito iba a estar yo de esa guisa!

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas