agosto 9, 2022 12:56

A superar

Por “Pericassi” Pedro Manuel Gallardo Belén

Durante el largo y angosto tiempo de pandemia se han acentuado comportamientos y situaciones que han de superarse. La mal llamada “cultura de la cita para casi todo” es un palpable y cotidiano ejemplo. Atención sanitaria, cita; validación de medicamentos, cita; gestión bancaria, cita y un sin final de situaciones de necesidad.

Se da por hecho que todo el mundo tiene los conocimientos informáticos para ello y no lo es. Llamadas de larga espera o infructuosas, recetas pendientes en tratamientos de personas con enfermedades crónicas y parece que no llega la luz tras casi dieciséis meses de restricciones, “ esa anormal normalidad ”y sus flecos de excesivo recorrido.


Hay situaciones que requieren de la presencia y el contacto físico. No ha lugar a dar explicaciones de dolencias físicas por on line, no es serio y no procede. Y lo que es peor, agravio incluido, unos lo siguen haciendo y otros no, no siendo cuestión de azar o lotería.


Esta sociedad sigue adoleciendo de concienciación acerca de nuestros derechos como consumidores. Siguen produciéndose bochornosas situaciones en las que quienes han de ser “actores de servicio “cuando te atienden casi te están perdonando la vida o te hacen un favor que te estás abonando o te corresponde. Todo depende la simpatía y profesionalidad de quien te atienda, reitero de nuevo que no ha de ser de azar o lotería.


Ni pardillos ni listillos en ese difícil equilibrio y la garantía y respeto a nuestras prerrogativas y derechos como usuarios y demandantes. Esta sociedad nuestra también ha de avanzar en ello, señal de madurez y respeto interpartes.


A lo que no le veo freno y me pesa es a la creciente subida de las comisiones y servicios bancarios por mucho que hoy sea el recibo de luz el cajón de sastre que nos mueve nuestras casillas. Claro es así se explica el sueldazo y jubilaciones de cargos de administración por tan “bien administrarnos y mis goticas de crítica sin ironía”.


Otra de entre muchas situaciones de las que se aprende sin duda; la disminución de la ratio en nuestras aulas y el incremento de profesorado. Si de verdad nos creemos que “invertir en educación es asegurarnos el futuro” , pasemos de las reiteradas palabras casi empolvadas a los hechos .Nuestros niños ,jóvenes y no tan jóvenes así lo demandamos.


Un saludo amigos y mis deseos de salud para todos. Sigan cuidándose y no caigamos en la inconsecuente relajación. Por los que se no han ido y por los que queremos seguir disfrutando de los amaneceres.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas