Un asunto que cada vez huele peor

Lo que está pasando con el servicio de limpieza viaria y recogida de residuos sólidos urbanos en Melilla huele mal, y cada día que pasa