Un asunto que cada vez huele peor

Lo que está pasando con el servicio de limpieza viaria y recogida de residuos sólidos urbanos en Melilla huele mal, y cada día que pasa huele peor. Nunca mejor dicho. Porque la amenaza de huelga está cada vez más cerca. Por cómo se están desarrollando los acontecimientos, los melillenses estamos ya interiorizando que, dentro de dos semanas, empezará a rodearnos la basura por la huelga de los trabajadores de este servicio, que reivindican una serie de mejoras en sus condiciones laborales, y también en los medios con los que cuentan para desarrollar su trabajo.
Cuando quedan sólo 14 días para que empiece la feria, las posiciones entre empresa y trabajadores no pueden estar más distanciadas. Y la que debería mediar, que es la Ciudad Autónoma, no lo hace, a pesar de que representa a los ciudadanos, las principales víctimas de lo que se avecina, aun cuando no se merecen en absoluto tener que soportar que su ciudad se inunde de basura (aún más), cuando pagan con sus impuestos más de un millón de euros al mes por este servicio.
Ayer decíamos que este viernes podría ser un día clave porque estaba previsto que el consejero de Medio Ambiente se reuniera con los trabajadores. El encuentro se canceló por tercera vez. ¿Es que el tema no es lo suficientemente importante como para que esas reuniones se celebren de una vez? De hecho, deberían haber tenido lugar ya, desde el primer momento en que el Comité de Empresa presentó en la Delegación del Gobierno el preaviso de huelga, con más de un mes de antelación. Se nos va el tiempo y se nos echa encima la primera huelga de limpieza en casi 30 años, encima en unas fiestas patronales tan esperadas por todos después de la pandemia.
El consejero alega que es un problema entre empresa y trabajadores y que ellos tendrán que ser los que se entiendan, que la Ciudad Autónoma no puede poner más dinero porque es ilegal. No resulta creíble cuando en la pandemia, el Gobierno que ahora dice no poder actuar modificó el contrato para mejorar las condiciones laborales de 112 empleados. ¿En diciembre de 2020 sí se podía y ahora no? Debería explicarlo el consejero porque de lo contrario, dará la impresión de que su partido quiere que haya huelga para forzar el nuevo contrato que no pudo sacar adelante hace escasas semanas.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€