Un melillense descubre junto a su equipo un importante vestigio arqueológico en Londres

Hace apenas unos días los medios de comunicación se hacían eco del notable hallazgo llevado a cabo por un equipo de arqueólogos del Museo de Arqueología de Londres (MOLA). Trabajando junto al edificio Shard, cerca del famoso puente de Londres, habían logrado desenterrar un mosaico romano de considerables dimensiones y en buen estado de conservación. Su datación se puede situar en torno al siglo II o III d.C.

Según la directora de los servicios del MOLA, Sophie Jackson: “Es un hallazgo muy muy especial. Es simplemente increíble que haya sobrevivido”.
Cerca de donde se encuentra el mosaico, han encontrado restos de paredes pintadas, monedas, joyas, etc. Lo que hace suponer que la zona estuvo habitada por gentes de gran poder adquisitivo.
El director de proyectos del MOLA, Derek Seeley dice al respecto: “La calidad de los materiales que hemos encontrado nos permiten deducir que el edificio fue ocupado por miembros del rango más alto en la sociedad”.
No cabe duda que la noticia es muy valiosa para conocer el pasado romano de este país. Pero, para los melillenses a pesar de los miles de kilómetros que nos separan, también es un hecho importante y debemos sentirnos tremendamente orgullosos ya que de ese equipo de arqueólogos forma parte un joven de esta ciudad, nos referimos a Álvaro López de los Mozos Mosquera.

¿Quién es Álvaro?
Nace en Melilla en 1993. Comienza su formación académica en el Colegio Nuestra Señora del Buen Consejo. Ya entonces empieza a sentir un especial interés por el mundo de la historia y más concretamente por la arqueología. Finalizado el bachillerato marcha a Granada en cuya universidad comienza el Grado en Historia y poco después inicia el de Arqueología. Aprovecha los veranos para participar como voluntario en excavaciones. El primer año estuvo en la Cueva del Río Cuadros en Bedmar (Jaén). También, casi concluyendo la carrera colabora en los trabajos que se están realizando en la Cova de Bolomor (Valencia).
Acabada su formación en Granada decide continuar como alumno de Erasmus fuera de nuestro país. Viaja a Italia al ser admitido en la Università degli Studi de Perugia.
Su espíritu inquieto y ávido de ampliar conocimientos le lleva a ofrecerse como voluntario también para trabajar en el Departamento de Paleontología de la citada universidad.
Sabe que esto le supondrá un sobre esfuerzo, pero no le importa ya que la arqueología y todo lo relacionado con ella es “su gran pasión”.
Su TFM (trabajo fin de master) ha sido publicado en la revista Arqueología y Territorio de la Universidad de Granada
En agosto de 2020 marcha al Reino Unido para trabajar en la Network Archeology. En julio de 2021 se presenta a una entrevista en MOLA (Museo de Arqueología de Londres), quedando seleccionado por ser el mejor de todos los candidatos.
A partir de entonces se abren para él nuevas expectativas laborales que no desaprovecha.
Su constancia, tenacidad y el amor por la profesión que ha elegido le han propiciado vivir en primera persona un momento tan importante: el hecho de poder sacar a la luz, junto con sus compañeros, tan maravilloso vestigio del pasado.
A Álvaro, le damos nuestra más sincera enhorabuena. También, como no podía ser de otra manera, le deseamos que en su trabajo como arqueólogo siga cosechando éxitos y viviendo momentos como éste y ¡quién sabe! si en un futuro pueda participar en algún proyecto en su tierra natal.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas