Imbroda niega la creación de empleo de la que presume la Ciudad y señala la bajada de afiliados a la Seguridad Social

Juan José Imbroda habla con la prensa

Puntualiza que el Gobierno melillense dice que ha bajado el paro porque hay 4.600 demandantes de empleo menos por las dificultades para hacer estos trámites telemáticos y porque entre ellos hay transfronterizos que no están aquí

El presidente regional del PP, Juan José Imbroda, negó ayer que en Melilla se esté creando empleo, como asegura el Gobierno de la Ciudad Autónoma, y se basó en la bajada de la afiliación a la Seguridad Social que se ha producido respecto a la época en la que gobernaban los populares. En rueda de prensa, Imbroda se hizo eco de los datos oficiales del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), según los cuales en julio de 2005 había 15.000 personas inscritas en el INSS y la población era de 70.000 personas.

Eso supone una tasa de afiliación del 21,18 % frente a la del 28,09 % que había en junio de 2019, cuando el PP dejó el Gobierno, con casi 25.000 afiliados y una población de 87.800 habitantes.
Imbroda, que puso el acento en el aumento de 10.000 afiliados con el Gobierno del PP, comparó ese dato con el de julio de 2021, cuando eran 23.765 los afiliados a la Seguridad Social, de modo que son unos mil menos respecto a la situación que había dos años atrás y la tasa de afiliación es del 26,5 %.
El líder popular cree que la brecha es mayor porque a esa cifra habría que reducirle los alrededor de 600 que están en ERTE y, por lo tanto, no trabajan, pero se mantienen como afiliados a la Seguridad Social en las estadísticas, de modo que “son como 1.600 personas menos afiliadas en realidad”.
Con estos números “oficiales”, Imbroda quiso dejar claro que las valoraciones positivas que están haciendo miembros del Gobierno respecto al empleo son “una burda mentira” y se deben a que “no saben, no tienen ni idea ni han leído” los datos.

Menos demandantes
En ellos, según Imbroda, también hay que tener en cuenta el “empleo artificial” creado porque “CPM enchufa a su gente” entre el servicio de limpieza y “los chalecos”, que suman entre 300 y 350 contratados que “no están sustentados en una necesidad o en una financiación real”.
Además, puntualizó que el Gobierno melillense dice que ha bajado el paro porque hay 4.600 demandantes de empleo menos debido, fundamentalmente, a las dificultades de parte de los desempleados para hacer estos trámites de manera telemática y porque entre ellos hay transfronterizos no se encuentran en Melilla por el cierre de la frontera.
“La actividad económica está casi muerta y solo sujeta por la subsistencia de quienes viven en Melilla y el par de obras públicas que se están haciendo, como el Hospital Universitario”, aclaró Imbroda, convencido de que “es imposible que se cree empleo con peores condiciones económicas”.
De hecho, señaló como dos importantes fuentes económicas de Melilla la frontera con Marruecos y las comunicaciones con la península, la primera de las cuales está cerrada y la segunda “han quedado caso muertas”.
Frente a ello, criticó que el Gobierno melillense no haya adoptado ninguna medida económica alternativa, ni tampoco han aplicado ninguna de las incluidas en el Plan Estratégico elaborado por el PP, debido a que “no se van a esperar en el año y medio que les queda, a vivir que son dos días”. 

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas