Hace 25 años

La policía había detenido en Madrid a tres ciudadanos búlgaros que se hacían pasar por griegos como “cerebros” de una red dedicada al robo y venta en Marruecos y Argelia de coches de lujo y todoterreno que venía operando en la Península, Melilla y Ceuta desde hacía ocho meses y consiguiendo la introducción de 110 unidades con prioritarios destinos al vecino país. La policía detenía a tres residentes en la ciudad acusados del mismo delito en calidad de colaboradores para recibir los vehículos robados y llevarlos a Marruecos. Con esta intervención, los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía en Melilla ponían el broche de oro a una investigación y actuaciones que habían sido consideradas por el Ministerio del Interior como básicas para el total esclarecimiento de los hechos.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas