MELILLA HOY

junio 28, 2022 07:54

El Covid-19 y los hábitos de salud de los melillenses

Por Francisco Robles

La pandemia de la Covid-19 ha supuesto una verdadera convulsión mundial, tanto por los millones de infestados y de fallecidos causados, como por sus repercusiones de toda índole –las más visibles de tipo socioeconómica-, que ha tenido en nuestra sociedad, con especial afectación de la esfera de nuestra salud.


Entre los efectos más extendidos, se halla el que más del 43% de la población española, redujera o dejara totalmente de realizar ejercicio físico de forma regular, este hecho contrastado ha tenido varias repercusiones sobre nuestra salud, siendo la primera un aumento del peso de casi el 30% de la población, al que hay que unir de forma derivada, las alteraciones analíticas, la descompensación o agravación de enfermedades preexistentes (hipertensión, diabetes, arteriosclerosis, artrosis, etc..).

El Ministerio de Sanidad español tiene en su web desde 20215, una página sobre los hábitos recomendados para un estilo de vida saludable, https://estilosdevidasaludable.sanidad.gob.es/, en la que se recogen diferentes ítems: sedentarismo y actividad física, prevención del tabaquismo, alimentación saludable, prevención y consumo de alcohol, seguridad y lesiones no intencionales y bienestar emocional.


Dicha web – su contenido- no ha perdido actualidad, al contrario aumenta la vigencia de sus preceptos y recomendaciones, ya que a pesar de que en la última encuesta de hábitos deportivos en España (2020), la práctica regular de ejercicio físico en los últimos cinco años subió un 6,1%, aún se nota el efecto del Covid sobre el mismo, ya que llegó a suponer un descenso de más del 43% en dicha práctica; por ello España sigue siendo el cuarto país europeo con más porcentaje de población sedentaria, siendo en la población mayor de 55 años, donde asienta con más intensidad dicho problema.


En Melilla, al respecto del sedentarismo, se da una paradoja, ya que posiblemente sea la ciudad con mayor porcentaje de población joven y/o (18-45/60 años) que realice regularmente algún tipo de ejercicio físico o práctica deportiva; sin embargo, tanto en su población infantojuvenil como en la mayor de 60 años, posiblemente exista un porcentaje de sedentarismo de los mayores de España.


La primera situación obedece a varias causas, como son el peso de las profesiones activas en el total de la población –militares, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado,..-, la bonanza climatológica de Melilla para el ejercicio al aire libre y una especial promoción y protección desde las administraciones públicas para dicho ejercicio, en especial de la práctica deportiva.


El contrapunto de los otros grupos de edad tiene distintos orígenes, en los niños y jóvenes, las nuevas teorías sobre las cargas curriculares que se aplicaron en el ámbito docente, hicieron que la práctica física real prácticamente desapareciera de las mismas, y con ello muchos niños y jóvenes, dejaron de hacer el única ejercicio semanal que hacían. En los mayores, las dificultades de acceso a las instalaciones, carencia relativa de programas dirigidos a ellos y los tabúes culturales de una importante parte de la población, son un importante freno a la mejora de este dato.
Un hecho cultural, étnico o religioso, llámenlo como quieran, es que mientras en el resto de España la diferencia entre sexos de esta práctica apenas supera el 10% (a favor del sexo masculino), en Melilla llega a ser del 15%, mientras que en España apenas supera el 10%.


Su consecuencia, junto a los desórdenes dietéticos, fue un aumento del sobrepeso y de la obesidad –en la última encuesta en Melilla, el sobrepeso y la obesidad afectaba al 53% de su población-; ello sin duda, junto a la alta incidencia de diabetes en nuestra ciudad, debería de promover iniciativas por las administraciones responsables, entre las que destacaría la participación de profesionales de la nutrición y el ejercicio físico, en los equipos de salud comunitaria.


N.A.- La semana pasada vio la triste noticia de una nueva muerte por Covid-19 en Melilla, y aunque hacía ya más de dos meses y medio que ello no ocurría, que ello no nos lleve a engaño y sobre todo a una falsa sensación de seguridad –en especial a nuestros mayores y enfermos crónicos-, porque la epidemia y le virus siguen entre nosotros, por lo que las medidas preventivas personales deben de mantenerse, hasta que la prevención mediante la vacunación sea generalizada y eficaz.

( La edición digital de PDF de MELILLA HOY
https://online.melillahoy.es/membresias/ )

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas