MELILLA HOY

Desarticulada una red de tráfico de drogas y “gas de la risa” tras 25 detenciones

Red de tráfico

La Guardia Civil ha intervenido casi 20 kilogramos de hachís y, aproximadamente, 27.000 cápsulas de óxido nitroso entre las dos fases.- Pagaba entre 400 y 1.000 euros por pasar droga en el avión a jóvenes vulnerables

La Guardia Civil ha desarticulado en Melilla, con la colaboración de la Policía Local, una red dedicada al tráfico de drogas y cápsulas de óxido nitroso, conocido como “gas de la risa”, gracias a una actuación que se ha desarrollado en dos fases y se ha saldado con la detención de 25 personas en total.

En una nota, la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla ha informado de que este golpe al tráfico de drogas en la ciudad se enmarca en la denominada operación Cuadrilla, en la que los agentes han intervenido casi 20 kilogramos de hachís y, aproximadamente, 27.000 cápsulas de óxido nitroso entre las dos fases.
El instituto armado comenzó la operación el pasado mes de abril, al detectar en el aeropuerto de Melilla cómo mujeres muy jóvenes portaban droga adosada al cuerpo bajo las ropas que vestían.
El líder de la organización, residente en Melilla, diversificaba su negocio delictivo y dedicaba una parte de la trama al tráfico, principalmente por el aeropuerto, utilizando como “mulas humanas” a personas muy jóvenes, vulnerables y en riesgo de exclusión social.
Estas personas eran captadas en distintos barrios de la ciudad, a las que les ofrecían por cada pase de droga entre 400 y 1.000 euros, en función de la cantidad de sustancias estupefacientes que portasen bajo las ropas que vestían.
La Guardia Civil pudo constatar la llegada a Melilla de un aumento de cápsulas de óxido nitroso, amparadas en partidas comerciales declaradas como unidades de cargadores de sifones para nata, producto legal utilizado en el sector hostelero como agente espumante para fabricar nata montada u otro tipo de crema a presión en repostería.
Asimismo, los agentes comprobaron que la trama desviaba de forma ilícita esas cápsulas para el consumo humano en locales de ocio y botellones con grandes concentraciones de jóvenes en la vía pública, donde se consumía esta sustancia inhalando el gas extraído de su interior mediante dispensadores y globos, método conocido como “cracker”.
Esta primera fase de investigación de la operación Cuadrilla dio como resultado la detención de 19 personas, entre ellas 10 jóvenes que eran usadas como mulas humanas, así como y la aprehensión de 18,5 kg de hachís y unas 27.000 cápsulas de óxido nitroso.



Segunda fase
Tras esta primera fase, la Guardia Civil ha desarrollado una segunda tras el análisis de la distinta documentación recabada en los diferentes registros, logrando la detención de seis personas que pertenecían a esta organización dedicada a la venta, distribución y al tráfico de drogas, cada una de las cuales tenía su rol.
Dentro de su sistema logístico, dos de los detenidos tenían la función de proveedores de la droga, mientras que otros dos hombres, junto a una mujer menor de edad, eran los encargados de captar a mujeres jóvenes y vulnerables para que realizaran el transporte de la droga hacia la península como mulas humanas.
El último integrante de la organización, localizado en Málaga, era el encargado de la recepción de la droga portada.
Para ello, contaban con elementos de embalaje y material adhesivo para fijar la droga en el cuerpo de los portadores, así como neutralizantes de olor para que estas sustancias pasaran inadvertidas por los controles fronterizos en el aeropuerto de salida y llegada.
En los dos registros domiciliarios llevados a cabo en Melilla en la segunda fase se han intervenido 1.158 gramos de resina de hachís, distribuidos en 6 tabletas y 68 bellotas para su distribución, así como distinto material informático, telefonía móvil, elementos de embalaje, pesaje, báscula de precisión, diverso material adhesivo y neutralizantes de olor.
Con esta operación la Guardia Civil ha evitado la distribución en el mercado ilícito de 17.000 dosis de este tipo de estupefaciente.
La operación ha sido dirigida y tutelada por el Juzgado de Instrucción número 4 de Melilla, y la investigación se ha llevado a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla, con la colaboración de la Policía Local y de la Agrupación de Reserva y Seguridad de León y Sevilla comisionados en Melilla.  

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas