Victoria Gaitán: «Con mi nuevo proyecto ‘Femmes du monde’ busco el empoderamiento de la mujer”

Natural de Melilla y gran enamorada de esta tierra, Victoria se queda embarazada en Méjico de su hija Tamara, a quien define en su página web como “mi estrella brillante, alma gemela y mejor amiga”. Tras once años entre telares y desfiles de moda, decidió volver a Barcelona donde pasó al mundo de los pinceles y la pintura.


– Cuéntanos un poco sobre tu biografía
– Mi familia es melillense, mis hermanos y yo nacimos aquí. Mi padre trabajaba en las Minas del Rif y aunque emigramos en los años sesenta, mis sobrinos, que son la quinta generación de la familia, han vuelto a Melilla. Actualmente tengo el estudio en Sitges (Barcelona).

-¿Cómo fueron tus comienzos cuando saliste de Melilla?
– Comencé en el mundo de la moda en Barcelona, posteriormente viví dos años en París, titulandome y trabajando, hasta que me mudé a Méjico, durante once años, donde me casé con un mejicano y tuve a mi hija.
Mi relación laboral siempre estuvo enfocada al mundo de la moda, he estado así casi treinta años. Cuando regresé a España y me establecí en Barcelona, me dediqué completamente a la pintura, con la que llevo la mitad de mi vida, dejando un poco apartada la moda.

– Dedicándote de manera profesional al mundo de la moda, has tenido que viajar por muchos países, ¿cuéntanos cual es tu proyecto más inmediato?
– Si, conozco prácticamente los cinco continentes. En Méjico trabajaba en una multinacional “Vanity” como directora y eso me permitió conocer multitud de países. De todos estos viajes rescaté la esencia femenina y pensé en fusionar el apasionante mundo de la moda con el de la pintura.
De este modo, nació hace seis meses mi último proyecto, que este mes verá la luz, del que mi hija también es partícipe, “Femmes du monde”; una línea sobre la que hemos puesto muchísima ilusión y donde plasmamos a mujeres de todo el mundo, sobre prendas de moda y decoración, como camisetas, sudaderas, coijnes, tazas o carcasas de móvil, que se está vendiendo a través de una plataforma de comercio electrónico. Este “arte en moda”, me hace volver un poco a mis raices.

– Logísticamente hablando, ¿ha sido complicado arrancar este nuevo proyecto?
– Tenemos proveedores de Estados Unidos y de Inglaterra, que finalmente es donde estamos trabajando con este proyecto. Hemos puesto un especial cuidado en su elaboración, porque únicamente trabajamos con productos orgánicos. Además, hemos previsto un depósito del 10%, cuyo fondo irá destinado a las ONG de mujeres maltratadas.
Se trata de un proyecto ecológico, de conciencia con el Medio ambiente y la “no contaminación”. En este sentido, si que hemos trabajado y probado con varias empresas para que todo salga con la calidadque merece, sin que al tratar con productos orgánicos, dieran un resultado distinto al que mi hija y yo queríamos. De hecho, las primeras pruebas las hice en una imprenta de Tarrasa, pero a mi pesar, porque eran unos chicos majísimos, no abarcaban toda la logística que pretendíamos y desistimos.
He buscado por bastantes lugares la mejor imprenta y maquinaria con la que trabajar y al final, no ha sido barato, pero la he encontrado en Estados Unidos, donde entregamos el producto y ellos se encargan de todo, hasta de la entrega al cliente.

– ¿Se modifica la forma de pintar sobre este tipo de tejidos orgánicos, con respecto a otro tipo de soportes, como el lienzo? ¿Cómo es el enfoque de sus dibujos en este caso?
– Si cambia.
A veces la figura se distorsiona en los soportes que usamos, por lo que hemos tenido que recurrir a grandes estampistas, que han tenido que cuidar muy bien las imágenes para que esto no suceda.
Las mujeres que represento en mis obras, tienen el cuello muy largo, muy impresionistas, pura expresión; entonces, la figura se exagera y se haga al tamaño que sea, la idea es que se refleje igual, sin variaciones, para que la perspectiva sea la misma y aunque ha costado, finalmente se ha conseguido.

– ¿Qué técnica utiliza?
– Todo acrílico, mezclado con oro y plata.
En Los Ángeles (EEUU), hemos encontrado a un estampador que trabaja con estos materiales y que deja la pintura intacta. A partir de ahí él hace el resto, realizando un arte final casi perfecto, ya que, hay que tener en cuenta que trabaja con distintos tonos de textiles, como el nude, los naranjas, blancos, etc.. entonces, que la figura vaya quedando con una exactitud idónea, es importante.

– ¿Tenéis algún local físico donde exponer las prendas y los objetos de decoración?
-No, ya no se vende en lugares físicos, es complicado. La única manera en la que ofrecemos nuestros productos es online, aunque reconozco que en este ámbito hay mucha competencia, lo bueno de esto es que estamos haciendo algo diferente.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas