Vecinos del centro se quejan por las obras “iniciadas pero interrumpidas”

Vecinos del centro han expresado su malestar por el estado en el que se encuentra la calle Cándido Lobera, una zona emblemática de Melilla, donde la Ciudad Autónoma ha empezado unas obras que llevan semanas interrumpidas, sin ninguna actividad.

Según explican los vecinos, estas obras, en el tramo donde existía una parada de taxis, deberían estar desarrollándose en estos momentos. “Hace cerca de un mes que levantaron la calle propiamente dicha, pero desde entonces ni excavadoras ni un operario se han vuelto a ver por el lugar, que está acordonado”, apuntan.


Asimismo, muestran su disconformidad con el hecho de que ese trozo de la calle se convierta en peatonal, “para más problemas” de los que ya hay en el centro. “Los comerciantes del centro así lo ratifican, porque desde que las calles O’Donnell, Chacel, Pareja, etc tienen esa categoría, hay menos clientes en el centro”, apuntan los vecinos.


La queja por la situación se extiende a los propios taxistas, ya que la parada ahora ha sido ubicada en la calle Ejército Español.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas