agosto 11, 2022 03:57

Tensión en el Debate del Estado de la Nación tras mostrar Rufián tres “balas” usadas en el salto a la valla de Melilla

Según Rufián, fueron utilizadas por la Gendarmería marroquí para «matar» a 37 migrantes en el intento de entrada.- Este gesto enfadó a Pedro Sánchez, quien le reprendió con dureza y le dijo se había “equivocado”

El último intento de salto a la valla de Melilla, en el que al menos 23 inmigrantes -según datos oficiales de Marruecos- murieron en el lado del país vecino el pasado 24 de junio, suscitó ayer uno de los momentos más tensos en la primera jornada del Debate del Estado de la Nación. Y es que este asunto no lo sacó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su intervención inicial de hora y media, pese a que hace dos semanas rechazó una solicitud de comparecencia en el Congreso de los Diputados alegando que daría cuentas sobre ello en dicho debate. En realidad, el salto a la valla llegó a la tribuna de la Cámara Baja de la mano del portavoz de ERC, Gabriel Rufián, quien mostró tres balas que, según dijo, utilizaron agentes marroquíes para “matar” a inmigrantes en ese intento de entrada a Melilla.

Bien entrada la tarde, en el turno de palabra de Rufián, sacó de su bolsillo tres “balas” rojas que, según dijo, fueron utilizadas por la Gendarmería marroquí para “matar” a 37 migrantes en el último asalto a la valla de Melilla. Este gesto enfadó a Pedro Sánchez, quien le reprendió con dureza desde su escaño y, posteriormente, desde la propia tribuna, donde reprochó al diputado de ERC su actitud, diciéndole varias veces que se había “equivocado”.


Rufián sacó una a una esas balas, durante su primera intervención en el Debate sobre el estado de la Nación, explicando que habían sido recogidas en la frontera por su compañera, la diputada María Carvalho Dantas.


“Son balas con las que mataron a 37 personas”, dijo, un comentario que provocó el enfado del presidente del Gobierno, que seguía sus palabras visiblemente serio desde su escaño. “No ustedes”, aclaró Rufián, dejando claro que la responsabilidad era de la Gendarmería marroquí, pero subrayando que esa actuación fue avalada por el presidente al asegurar que “no estaba mal”.

El enfado de Sánchez
Tras la exhibición de las balas, la presidenta de la cámara, Meritxell Batet, trasladó al portavoz republicano que la “fuerza del parlamentarismo” está en el uso de la libertad de expresión, que radica en la utilización de la palabra y, por tanto, le instó a hacer “uso exclusivo de ella en la tribuna”.


En su turno de réplica, el presidente reaccionó de forma enérgica ante Rufián y le reprochó que la mera exhibición de esos proyectiles es un “error imperdonable”, pues no es admisible ni siquiera con fines “probatorios o de uso efectista”.


“Hoy [por ayer] se ha equivocado, señoría”, le lanzó varias veces Sánchez al dirigente de ERC, para evocarle que durante el golpe de Estado de 1981 “entraron balas” en el Congreso, que persisten aún en el techo de la cámara, y “fueron traídos por los golpistas”.


Luego, en el segundo turno, fue más conciliador y agradeció a Rufián que empleara “un tono más constructivo” frente a la “sobreactuación” de su primera intervención.


Tras la sesión plenaria, la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, deslizó que Rufián está “arrepentido” tras exhibir las balas porque luego se acercó a hablar con Sánchez.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas