Renovado el convenio entre la Ciudad Autónoma y el Colegio Oficial de la Psicología de Melilla

El proyecto se dirige a ofrecer asistencia psicológica a cualquier ciudadano que se vea afectado directa o indirectamente por una “situación crítica”.

El Colegio Oficial de la Psicología de Melilla (COP) remite nota de prensa, donde se indica el acuerdo adoptado con la Consejería de Economía y Políticas Sociales para renovar el convenio de atención psicológica en emergencias, desarrollado por el Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes (GIPEC).Aseguran que “gracias a este avance, la ciudad vuelve a contar con psicólogas y psicólogos especializados a disposición de la ciudadanía, como ha venido sucediendo a lo largo de los últimos años”.


Tal y como el Colegio de Psicología indica, “el proyecto se dirige a ofrecer asistencia psicológica a cualquier ciudadano que se vea afectado directa o indirectamente por una situación crítica o de emergencia, así como a los miembros de los servicios de emergencias o fuerzas y cuerpos de seguridad que, por su participación en situaciones críticas, necesiten de asistencia”. Para este fin, el COP pondrá a disposición de la CAM un total de 13 profesionales colegiados, bajo la coordinación de la psicóloga Carmen Arrarás, que podrán ser activados por cualquiera de los servicios de emergencia (112, 061, Policía Local o Nacional; Guardia Civil y Bomberos), o por indicación directa de la Consejería de Economía y Políticas Sociales de la CAM, que conllevará además, un servicio de guardias de fines de semana y festivos “para garantizar la disponibilidad permanente de profesionales”.
Entre otras cosas, el grupo ofrecerá formación a entidades y agrupaciones locales “para que actúen eficazmente en caso de catástrofes, conociendo las reacciones esperables en caso de que éstas se produzcan”.

Las situaciones competenciales del GIPEC, son, por ejemplo, “las desapariciones por caídas al mar; ahogamientos; intentos de suicidio y suicidios consumados; desapariciones de personas dependientes; derrumbes; incendios; atentados terroristas; secuestros; inundaciones; terremotos; accidentes de tráfico en los cuales las labores de rescate se dilaten en el tiempo o en los que se produzcan víctimas mortales; homicidios o asesinatos; y accidentes de aviación”, apuntan.
En todos estos eventos, la actuación del GIPEC también “incluye la notificación del suceso a familiares y allegados, así como el acompañamiento psicológico y la intervención directa sobre las víctimas (cuando sea posible) o sus familiares”, concluyen.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas