agosto 9, 2022 13:54

Pablo Torres: “Los últimos cinco minutos del partido del pasado sábado han sido los peores que he vivido en el mundo del balonmano”

Pablo Torres se mostró decepcionado con la actitud de algunos de sus jugadores en el partido en Almería (Foto Antonio Calderay)

«A algunos jugadores les está faltando concentración en momentos en los que hace falta tener la cabeza fría, en saber cómo se debe de jugar y sobre todo de lo que no se debe hacer bajo ningún concepto, que fue lo que pasó”, lamentó el entrenador del Melilla Balonmano

La plantilla del Melilla Sport Capital Balonmano se encuentra de vacaciones por el parón de Liga de la Semana Santa, por lo que no volverá a jugar hasta el próximo 23 de abril, aunque será el próximo lunes cuando los jugadores reanudarán los entrenamientos para preparar el encuentro ante el BM. Caserío Ciudad Real, correspondiente a la 27ª jornada del Grupo F de la Primera División Estatal y que se disputará en el Pabellón Municipal Lázaro Fernández (19’30 horas).

El entrenador del conjunto melillense, Pablo Torres, no ha podido asimilar aún la forma en que se perdió el pasado sábado en la cancha del Bahía Almería por el resultado de 32-31, ya que su equipo regaló un partido que tenía prácticamente ganado, pero la falta de actitud de algunos de sus jugadores en los últimos minutos impidió que el Melilla Balonmano no ya solo consiguiera la victoria, sino que celebrara la permanencia matemática en la categoría.
A este respecto, el técnico melillense indicó que su equipo regaló una victoria que prácticamente tenía en el bolsillo. “Hemos regalado un partido que es incomprensible que lo hayamos perdido, pero por una serie de circunstancias le dejamos el partido en bandeja al rival. Los últimos cinco minutos fueron nefastos e impidieron no solo que consiguiéramos la victoria, sino que certificáramos la permanencia”.
“Está claro que a algunos jugadores les está faltando concentración en momentos en los que hace falta tener la cabeza fría, en saber cómo se debe de jugar y sobre todo de lo que no se debe hacer bajo ningún concepto, que fue lo que pasó”, se lamentó el preparador del Melilla Balonmano.
No obstante, espera que estos días sirvan parar desconectar y regresar al trabajo con las ‘pilas’ cargadas. “Hemos dado algunos días de vacaciones por la Semana Santa y por el Ramadán, y creo que nos va a venir bien unos días para afrontar las últimas cuatro jornadas con la máxima intensidad, intentando olvidarnos sobre todo los últimos cinco minutos del último partido, que fueron los peores que he vivido en el mundo del balonmano. Hay que encarar estos cuatro últimos partidos con ilusión y ganas de certificar, de una vez por todas, la permanencia y terminar lo mejor posible la temporada”.
Los melillenses se enfrentarán en la próxima jornada al segundo clasificado, un rival que necesita la victoria para asegurar lo antes posible su clasificación para la fase de ascenso. “El BM. Caserío Ciudad Real está peleando por jugar la fase de ascenso y por tanto será un partido bonito e interesante, pero sobre todo espero que los jugadores vuelvan con las pilas cargadas para afrontar esta recta final de Liga en las mejores condiciones y ante rivales importantes”, concluyó Pablo Torres.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas