CARGANDO

Escribe para buscar

Opinión

No olvidemos a los oprimidos por la pobreza

Compartir
borregos de Marruecos

Por Abdeluab Mehamed Maanan. Vicepresidente de la Comunidad Musulmana de Melilla

Un año más nos adentramos en esa etapa  previa a la celebración de Eid El adha, la festividad del sacrificio, días previos que se convierten en días de  reflexión  y preocupación, para muchas personas  y familias  que  por  dificultades económicas, lamentablemente, el Eid El Adha no será  un día  para celebrar  con la presentación  de  una  res  al sacrificio, siguiendo la tradición profética, sino mas bien será un día  de cierto impedimento de satisfacción personal y social, aunque no debería de serlo. Pero lo cierto es que,  esta realidad  no  la provoca y  ni la  busca deliberadamente  aquel quien no tiene trabajo, o no gana lo suficiente como para afrontar  los  gastos propios  de la  celebración  (el cordero, las  ropas y  zapatos  para los  niños y los  distintos  productos y elementos  que  completan la  celebración)  muy al contrario de ello, esta situación  la provocan aquellos  que  tienen  dinero y son  suficientemente  pudientes y  no practican la  solidaridad, quizás porque  piensan equivocadamente que  celebrar  El  Eid  es comer pinchitos  en una gran terraza o jardín, después de lucir una buena  ropa  tradicional  en la congregación de los fieles. También la provocan quienes con un mercado nada humano, no ofrecen precios asequibles del ganado, atendiendo al fin de fé y adoración que se tiene prescrito en el destino de la res.

Ciertamente estas realidades las vivimos otorgándoles cierto grado de impunidad, año tras año, sin ninguna critica  que nos posicione en la  actitud  correcta  que requiere el problema, por ello es hora de dar voz al silencio de las muchas familias  que  sufren  la opresión de la pobreza, no pudiendo  hacer  frente a ningún gasto, ya no eventual, sino del propio  consumo diario.

Por esta razón  en estos días previos a la festividad  no pueden  quedar sin voz todas esas familias. Porque ya no basta decir que vivimos  en una  época de crisis  estructural y  global, donde la pobreza  cada  día  más,  irrumpe con mayor  impacto  en las  familias, si que de hecho esto es una realidad documentada, nuestra ciudad  se encuentra entre las regiones  con mayor índice de  pobreza de España y de Europa. Después  de esto  ¿qué  nos  queda? ¿Presumir de aquello que poseemos  frente  a  los que  sufren la pobreza? O quizás, no será lo que  más  nos conviene es sentir vergüenza porque,  hoy por  hoy,  no somos  solidarios y nuestra indiferencia, ya convertida en un muro frente a la pobreza de nuestros propios hermanos en la fé, no quiere ver que El Eid El Adha a celebrar  es,  un acto de fé ante Al-lah que , no puede ser aceptado sin dar el derecho del tercio que  le  corresponde al pobre.

Hoy quisiera haber podido hablar del significado de  esta celebración, un significado  que  nos  lleva  a  la  alegría  del conocimiento  del día  de  la  creación   del  cielo y la  tierra,  tal  como  nos  transmiten  las  enseñanzas del amado Profeta Mohammed, sobre él la Paz y las Bendiciones. Pero ciertamente, esa alegría no puede ser truncada por la tristeza que nos provoca el olvido del  oprimido por la pobreza, por ello, todos y cuantos formamos esta Comunidad Musulmana de Melilla, estamos  obligados  por  imperativo de fé a buscar  y dar ayuda a todos  cuantos,  no pudiendo, deben  de tener  satisfechos  el derecho de auxilio que  les  corresponde  en esta celebración,  por haberlo establecido Al-lah a través de Su Profeta (s.a.s) antes del día   del Eid El Adha, o en el transcurso de ese mismo día.

A todo esto decir y desear , como final  de  este breve comentario  que,  quiera Al-lah que  la  felicidad  sea en cada  una   de  las  familias  de  nuestra  ciudad, en este  año y los venideros.

EID  EL ADHA  MUBAREK

Etiquetas:

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *