Más de medio Gobierno en Fitur

Qué hacían algunos de ellos en Fitur, especialmente las dos viceconsejeras, era la gran pregunta que ayer se hacían algunos melillenses en las redes. Una duda que quizá el Gobierno debería resolver, si es que tiene tiempo, pues en la memoria de todos están las críticas que los partidos que la conforman hacían al PP por esta misma cuestión

Más de la mitad del Gobierno de Melilla está en Fitur, la Feria Internacional de Turismo que se está celebrando desde el miércoles en Madrid. La cita es importante, pero cabe preguntarse si realmente hacía falta que ayer hubiera allí 7 de los 12 miembros del Gobierno, todos ellos, presumiblemente, con sus respectivas dietas, gastos de transporte y alojamiento con cargo a las arcas públicas de la Ciudad Autónoma.

Que se sepa, y se hayan dejado ver en las fotos, desde el día de la inauguración allí estaba Eduardo De Castro, al que los melillenses hemos visto más en dos días en Fitur que en todo el año pasado por Melilla, actos públicos incluidos, alguno de los cuales ni siquiera fue, como ocurrió el Día de la Constitución.

También desde el primer día estaba en Fitur Gloria Rojas, responsable del Patronato de Turismo. Su presencia es indiscutible. Lo que sí está siendo más cuestionado es el acierto en el desempeño de su papel, a juzgar por las críticas que está cosechando, por cuestiones como el rincón gastronómico que ha impulsado, la elección de los platos supuestamente típicos de Melilla que ha elegido y, cómo no, el hecho de que se haya marginado a los hosteleros de la ciudad para poner el show culinario en manos de cocineros que no son de aquí. Razones económicas parecen estar detrás de esta decisión. Curiosamente, esas mismas razones no han impedido el desembarco en Fitur de más de la mitad del Gobierno, personal de confianza y asesores aparte.

Ayer también estaban en Fitur los consejeros Elena Fernández Treviño, Hassan Mohatar y Rachid Bussian, y las viceconsejeras de Medio Ambiente y del Mayor, Yonaida Sel-Lam y Fatima Kaddur. Qué hacían algunos de ellos en Fitur, especialmente las dos viceconsejeras, era la gran pregunta que ayer se hacían algunos melillenses en las redes. Una duda que quizá el Gobierno debería resolver, si es que tiene tiempo, pues en la memoria de todos están las críticas que los partidos que la conforman hacían al PP por esta misma cuestión. Si Coalición por Melilla y el Partido Socialista no lo explican, estarán cayendo en una contradicción por hacer ahora en el Gobierno lo que criticaban desde la oposición, cuando hablaban de despilfarro y de destinar el dinero que costaba stand a los más necesitados (declaraciones disponibles en la hemeroteca de Internet).

Pero la gran pregunta que todo el mundo se hace es quién va a venir a Melilla con el elevado precio de los transportes que tenemos. Ya lo hemos dicho en Editoriales anteriores y lo volvemos a decir: para que Melilla tenga turismo, venir en barco y en avión tiene que suponer un desembolso inferior a otros destinos. De lo contrario, esos transportes sólo los cogeremos los melillenses y algunos ya, ni eso, al no poderse permitir viajar.

Eso pasa por fomentar la competencia, convencer a las compañías, escuchar sus demandas y poner pie en pared en Moncloa para que pongan más dinero sobre la mesa para facilitar nuestra conectividad. Lejos de ello, escuchamos a la consejera de Turismo convencernos, por ejemplo, de que no vamos a notar que ya no está operando Air Europa en Melilla. O a la delegada del Gobierno decir que tenemos que darnos con un canto en los dientes con este contrato marítimo porque se ha perdido un 70% de pasajeros. A la vista está que no han entendido nada, pero siempre les quedarán las fotos para el recuerdo en Fitur.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas