MELILLA HOY

junio 29, 2022 00:20

Nueva oficina de prevención y lucha contra el fraude y la corrupción en la administración

Según publica el BOME del pasado viernes, se crea la Oficina de Prevención y Lucha contra el Fraude y la Corrupción de la Administración de la Ciudad Autónoma de Melilla, “como órgano de desarrollo de funciones de inspección, comprobación y prevención de las actuaciones desarrolladas por autoridades, personal directivo o empleados de la Ciudad que pudieran ser constitutivas de fraude o corrupción”.

Esta Oficina que estará integrada en la Presidencia de la Ciudad, “no tendrá personalidad jurídica independiente ni participará de la estructura jerárquica de la Ciudad”, aunque sí actuará  con plena independencia y objetividad, en el ejercicio de sus funciones, “velando por el interés general y observando neutralidad política sin recibir instrucciones de ningún órgano o autoridad”, se indica.


Funciones
Entre sus funciones, la Oficina de Prevención y Lucha contra el Fraude y la Corrupción de la Administración de la Ciudad Autónoma de Melilla, tendrá la “inspección y comprobación de los posibles casos de uso o destino irregular de fondos públicos, así como las conductas contrarias a los principios de objetividad, integridad e independencia”; también la “inspección y comprobación de los posibles casos de fraude o de cualquier aprovechamiento irregular derivado de actuaciones que afectan a la probidad administrativa, a la confianza pública y al buen funcionamiento del sector público de la Administración de la Ciudad”, así como “el cumplimiento de las reglas relativas a conflictos de intereses”.
Además se encargará de analizar las “resoluciones judiciales que hayan declarado probadas conductas ilícitas en el ámbito de la Administración de la Ciudad o en su relación con otras instituciones de carácter público o privado”.
Dentro de estas funciones, también desarrollará actuaciones de prevención del fraude y la corrupción en el Gobierno y la Administración de la Ciudad y realizará “estudios sobre los hechos y actuaciones que puedan favorecer la corrupción y el fraude, así como analizar sus causas e identificar los sectores con mayor vulnerabilidad y las medidas para rebajarla”.
Por otro lado, “impulsará la elaboración de códigos éticos y de buenas prácticas como instrumentos que permitan incrementar los niveles de transparencia en la gestión pública, potenciar el comportamiento ético de los empleados públicos y mejorar las relaciones de confianza entre la Administración de la Ciudad y los ciudadanos”, así como “colaborar en el diseño de los programas de prevención y control del fraude y de la corrupción dentro del ámbito de la Ciudad y en el diseño de los programas de formación del personal al servicio de la Administración de la Ciudad en materia de prevención y control de fraude y la corrupción.
Por último, se encargará también de “asesorar, informar, formular propuestas y recomendaciones en las materias de su competencia a los distintos órganos de gobierno y administración de la Ciudad”, de “comunicar a la autoridad judicial o al ministerio fiscal, así como al Tribunal de Cuentas el resultado de las investigaciones, cuando sea procedente” y de “elevar al Consejo de Gobierno, en los tres primeros meses de cada año, una memoria anual de actividad”.
Todas estas funciones se desarrollarán sin perjuicio de las que correspondan a la Intervención General y a los restantes órganos de control de la Ciudad Autónoma de Melilla y con pleno respeto a las competencias del Tribunal de Cuentas.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas