MELILLA HOY

La excelente acogida de los vinos de Bodegas Bohórquez dejaron un inmejorable sabor de boca a los participantes en la segunda cata

Tras la exitosa acogida de la primera cata de vinos de Bodegas Bohórquez (que se introduce en el mercado melillense a través de Enrique Bohórquez López-Dóriga, presidente y editor de este medio), cuya celebración tuvo lugar el pasado jueves día 19 de mayo, ayer por la tarde, a las 20:00 horas, tuvo lugar la segunda de las tres catas previstas de estos vinos con denominación de origen Ribera del Duero, en la tienda gourmet Melilla Innova, ubicada en el Paseo Marítimo Mir Berlanga.

Después de escuchar la detallada presentación realizada por Alejandro Paz, propietario de Melilla Innova, los invitados a esta segunda cata conocieron de primera mano las raíces de esta Bodega (que elabora cada año entre 70.000 y 80.000 botellas), y el cuidadoso y exigente proceso de elaboración que su fundador, Javier Bohórquez, ingeniero agrónomo y enamorado de la viticultura, pone en cada una de sus cartas de añadas, manipulando lo menos posible la producción, para que los amantes del vino puedan disfrutar plenamente de sus tres variedades: Cardela Crianza Lías 2020 (100% verdejo), Cardela Crianza 2017 y Reserva del 2009.
De este modo, los asistentes tuvieron la ocasión de probar en primer lugar, el Bohórquez Cardela Crianza Lías 2020, 100% verdejo, con base de levadura neutra, no dirigida y mantenido en barricas de 5.000 litros. La elaboración de esta variedad de Bohórquez es completamente natural, con una rutina de machacado y removido de las lías, es decir, de los precipitados que se forman en el proceso de elaboración, durante tres meses, dos veces al día, para que suelten los componentes necesarios que potencian su aroma. Este vino blanco, de color amarillo pálido con ribetes verdosos, se maridó con aceitunas y mejillones en escabeche “Los Peperetes”, de venta en Melilla Innova.

Buen sabor de boca
En segundo lugar se procedió al descorchado del Bohórquez Cardela Crianza 2017, conservado igualmente durante 18 meses en 15 barricas, del que cabe señalar que la máxima altura que la Bodega ha dispuesto para las barricas es de tres, porque, teniendo en cuenta que la altura hace que la temperatura suba 0’5º, según explicó Alejandro Paz, con esta distribución, se mantiene la homogeneidad de la temperatura. Este gran Ribera ha sido fermentado a 30º y provoca un sabor afrutado con connotaciones de madera añeja. Contiene un 90% de uva tempranillo, un 7% de Cabernet y un 3% de Merlot.
En tercer lugar y cerrando la cata, se presentó el vino principal y alma de Bodegas Bohórquez, el Reserva de 2009 que, de color rojo intenso de capa alta y compuesto por un 75% de uva Tempranillo, 10% de Cabernet y 5% de Merlot, ha tenido una fermentación a 32º, en barricas totalmente jóvenes.
Sin lugar a dudas, todos los participantes finalizaron esta segunda cata con muy buen sabor de boca.
Para los que no han tenido la ocasión de asistir y quieran probar cualquier variedad de estos vinos, con denominación de origen Ribera del Duero, recordamos que pueden adquirirlo en Melilla Innova, cuyos propietarios han cedido generosamente las instalaciones para la realización de las catas y en los restaurantes La Traviata, Los Delantales, La Posada de Paco Benítez, Miguel Benítez y gastrobar La Cala.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas