La Ciudad ampliará el centro de menores de La Purísima con módulos prefabricados para ganar 150 plazas

El Gobierno de Melilla ampliará el centro de acogida de menores de La Purísima con la instalación de módulos prefabricados gracias a una inversión de 1.277.000 euros, que permitirá obtener un mínimo de 150 plazas más, con posibilidad de que este número aumente.

En rueda de prensa, el consejero de Infraestructuras, Urbanismo y Deportes, Rachid Bussian, explicó que este proyecto se encuentra actualmente en plazo de presentación de ofertas, que finaliza el 14 de marzo, y se ha tramitado con un procedimiento abierto por la vía de urgencia.
Los módulos estarán ubicados en una parcela contigua al centro de acogida, en unos antiguos terrenos del Ministerio de Defensa, cuyas autorizaciones han retrasado la puesta en marcha de esta actuación, si bien el consejero agradeció la predisposición de la Comandancia General de Melilla para agilizar los plazos que “imponían desde Madrid”.
Asimismo, explicó que el suelo donde se instalarán los módulos, que tiene una superficie de 1.145 metros cuadrados, está separado del centro de acogida mediante unos muros perimetrales y de contención, lo que podría permitir que en estas nuevas instalaciones sean acogidos jóvenes extutelados, si así lo decide el Gobierno local.
En cualquier caso, Bussian indicó que los módulos tendrán un uso multidisciplinar, de manera que no haya que “hipotecar” otras dependencias municipales para dar acogida a personas, como ocurrió durante la pandemia con los menores extranjeros no acompañados en un momento de gran ocupación del centro, y también con los propios extutelados.

Recuperar el Fuerte
De hecho, apuntó como idea que, dado que el centro de protección de La Purísima acoge en estos momentos a un número reducido de menores, se podría plantear que todos ellos pasen a los futuros módulos prefabricados y “liberar el Fuerte” donde se ubica el centro, recuperando así su carácter histórico.
Ello, puntualizó Bussian, es algo que depende de la Consejería del Menor, que “tendrá que ver cuál puede ser la última finalidad” de unos módulos que, insistió, “son necesarios” y pueden tener otros usos además de uso residencial, como fines administrativos y zonas comunes.
“Pueden ser utilizados en un futuro por melillenses y no melillenses”, señaló el consejero, que también puso de relieve que esta actuación sale mediante un contrato mixto, de manera que la empresa adjudicataria se encargará de redactar el proyecto y de montar los módulos, para lo que tendrá un plazo de uno y cuatro meses, respectivamente.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Un comentario

  1. ¿Pero no decian cuando estaban en la oposición que habia que devolver las competencias de los menores no acompañados al gobierno?

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas