JUCIL denuncia la “desprotección” de la frontera sur de Europa “para controlar la invasión”

La Asociación Profesional Justicia para la Guardia Civil (JUCIL), la mayoritaria en el Consejo de la Benemérita, ha denunciado la “desprotección” de la frontera sur de Europa “para controlar la invasión de subsaharianos por Melilla”, dadas las “constantes entradas ilegales de inmigrantes”, la última este miércoles, en un salto a la valla de 2.500, de los que han logrado acceder 491. En una nota de prensa, JUCIL afirma que los medios de la Guardia Civil presentes en la valla no han sido capaces de controlar “la avalancha humana” que se ha producido sobre las 9.30 horas, a plena luz del día, después de una noche “de continuas ‘escaramuzas’ e intentos de saltar la valla por diferentes lugares”.

Según JUCIL, tanto la policía marroquí como la Agrupación Rural de Seguridad (ARS) de la Guardia Civil han conseguido controlar esos intentos de salto de la valla durante la noche.
Sin embargo, estas unidades de la ARS fueron sustituidas por otras de Seguridad Ciudadana al amanecer, momento que los inmigrantes han aprovechado para llevar a cabo “el último y más contundente asalto” en un tramo de unos 300 metros sin la protección de tubos metálicos y de concertinas.
Un grupo que lo ha intentado por la zona situada entre el Barrio Chino y el cementerio musulmán ha conseguido superar la valla, menos protegida en esta parte, y entrar en la ciudad, algo que JUCIL achaca a la falta de personal, al tenerse que retirar las unidades de la ARS, especializadas en la contención de disturbios.
El portavoz de JUCIL, Agustín Leal, ha aclarado que la policía de Marruecos ha colaborado “y se ha empleado a fondo para tratar de contener esta invasión”, pero “las unidades de Seguridad Ciudadana no cuentan con el material adecuado ni con suficientes elementos humanos como para contener lo que se les ha venido encima”.
En cuanto a los heridos, JUCIL coincide con que no son de carácter grave y lo ocurrido “demuestra que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, sigue sin hacer sus tareas y que la Administración mira hacia otro lado mientras la frontera sur de Europa continúa desprotegida”.
JUCIL ha reiterado su petición de que se mejore esa protección de la frontera sur de Europa a través de la presencia de más medios humanos y materiales para la Guardia Civil.

AEGC: “Ataque coordinado”
Por su parte, la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) ha destacado que se trata de “un ataque coordinado a la frontera de Melilla” en el que los inmigrantes han empleado “una gran violencia” contra los agentes del instituto armado y la Policía Nacional.
La AEGC insiste en que “los asaltos a la frontera ya no se hacen sin premeditación” y esa coordinación “ha quedado manifiesta en el hecho de que esta vez han llevado a cabo el asalto a plena luz del día”, si bien “ninguna autoridad la ha tenido en cuenta”.
“Los inmigrantes que tratan de acceder al primer mundo están organizados, saben en todo momento cómo tienen que actuar para que el mayor número de ellos logre su objetivo y, además, vienen armados con garfios, palos y piedras”, ha denunciado la AEGC, que destaca la buena colaboración de la gendarmería marroquí y el apoyo de la Policía Nacional.
Ha reiterado su exigencia de medios materiales y humanos para hacer frente a los “asaltos” al perímetro fronterizo y considera un “agravante” la retirada de las concertinas” sin que se haya pensado en que elementos las van a sustituir”, situación que “pagan” los guardias civiles, a los que dejan “aún más vendidos ante la violencia de los inmigrantes”.
De ahí su petición del empleo de material antidisturbios la ampliación de la plantilla de manera efectiva “y no con refuerzos puntuales que son solo tiritas para una herida que tiene muchos puntos abiertos” porque “la inmigración no va a dejar de llegar” y es necesario que los responsables políticos “dejen de improvisar y protejan a sus servidores públicos antes de que haya que lamentar pérdidas humanas”.

SUP
El Sindicato Unificado de Policía, por su parte, tuiteó lo siguiente: “El Gobierno marroquí asegura haber intentado parar el cruce ilegal, aunque no se ha notado en absoluto que hicieran algo al respecto”.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas