“Espero que en Melilla vuelvan las políticas en las que a nadie se le pregunte a quién reza, y cuando se habla de la creación, a quién vota”

Entrevista a Jaime de los Santos, secretario de Cultura del PP nacional, senador y diputado en la Asamblea de Madrid

Melilla ha recibido días atrás el primer viaje de un dirigente del PP nacional del recién designado equipo de Alberto Núñez Feijóo. Jaime de los Santos, responsable popular de Cultura, habla de su visita en esta entrevista con MELILLA HOY.

  • Ha sido su primera visita a la ciudad. ¿Se la esperaba así? ¿Qué es lo que más le ha impresionado?
  • No me la esperaba tan bonita. Es muy sorprendente Melilla la Vieja, con un conjunto que yo diría que es casi único, y también el Modernismo que hay repartido por tantas y tantas calles. Melilla es, sin duda, la gran desconocida y lo tiene todo para convertirse en un espacio para la belleza, para el turismo de nivel, porque lo que es el soporte cultural es infinito. Así que feliz de haber conocido Melilla y tengo ya fechas cerradas para volver en septiembre y en diciembre. Casi que lo siguiente va a ser empadronarme.

  • En Melilla nos quejamos de que la imagen negativa de la valla se impone a la riqueza cultural de la ciudad. ¿Cómo cree que la cultura podría imponerse en esa impresión negativa?
  • La cultura es motor de cambio, de vida la única realidad puede mejorar las sociedades. Cuando un lugar tiene tanta riqueza cultural, creo que hacer dos cosas: una, que los propios melillenses recuperen el orgullo de lo que les rodea y lo reivindique para poder ofrecer más oportunidades. Y desde el punto de vista político hay dos líneas. Creo que lo que Imbroda hizo a lo largo de sus legislaturas, que fue ir recuperando el patrimonio con inteligentísimos proyectos de restauración, no puede frenarse. Hay que seguir permanentemente conociendo Melilla, hay que seguir haciendo yacimientos arqueológicos para descubrir también ese pasado islámico previo a la llegada de los Reyes Católicos y que nos daría todavía más conocimientos de esta ciudad maravillosa. Desde el Gobierno de la Nación también hay que hacer un esfuerzo en promocionar este lugar para enriquecer su ya maravillosa cultura y continuar con la ampliación del puerto que se ha quedado parada para vincular esta ciudad con grandes cruceros internacionales.
    Otra cosa maravillosa, en la que hay que seguir trabajando es el personaje de Fernando Arrabal, un genio que es melillense y sobre el que habría que crear, cuanto antes mejor, un festival importante internacional para que acercarnos a sus textos no solo en papel, sino también sobre las tablas.

  • ¿Qué efecto cree que puede tener para la ciudad recuperar el legado de Arrabal?
  • Fernando Arrabal es una persona universal, un personaje único con todos los premios habidos y por haber que es infinitamente más conocido fuera de nuestro país que dentro. Pero es que encima es melillense. Yo creo que, para empezar, el Estado español debería asumir la responsabilidad de recuperar ese legado que está en París. Dentro de poco cumple 90 años y no podemos permitir que, el día que desgraciadamente falte, no haber consolidado su legado de forma profesional. Para Melilla supondría todo porque recuperar legados es enriquecerlos. Ello permitiría dar a conocer la ciudad por algo que siempre aporta, que es la cultura, a través de un hombre infinito. Es uno de estos hombres del Renacimiento, aunque sea un creador del siglo XX.

  • ¿Tiene algún proyecto más en mente para ayudar a Melilla?
  • A Melilla le voy a ayudar en todo lo que me pida. Pero creo que ha llegado la hora de, en algún momento, convocar un gran congreso internacional de especialistas en Historia e Historia del Arte en Melilla para repensar sobre esta ciudad, que es ejemplar en muchas cosas. Por ejemplo, que fue anexionada al Reino de España sin derramar ni una gota de sangre y el hecho de tener una suma de sociedades y de culturas que os convierte en únicos. Un gran Congreso Internacional por la Multicultura colocaría a Melilla todavía más en el mapa. Sería un gran proyecto acercar las universidades nacionales e internacionales que quieran pensar sobre quiénes somos, sobre quiénes sois.

  • ¿Cómo ve al PP de cara a las próximas elecciones tanto en Melilla como en España?
  • España atraviesa una crisis importante que a la vuelta del verano se va a hacer más que profunda con el alza del precio de los carburantes y de la luz y un IPC disparado. El Gobierno no está sabiendo estar a la altura ni de las circunstancias ni de la problemática de los españoles. Lo que Alberto Núñez Feijóo ofrece es criterio para asumir los problemas a los que España se está enfrentando. Credibilidad y política “de adultos”, como han calificado en algunos foros. Política con altura de miras, desde el centro, la moderación, desde el pacto. Recetas que alivien a las familias porque el otoño va a ser muy duro a consecuencia de la pobreza energética que se va a imponer en muchas viviendas.
    En Melilla, el presidente Imbroda es ejemplar, uno de esos hombres que la política la entienden desde el centro. Lo que ha hecho por Melilla es inmenso: aparte de, en muchos casos reconstruirla y no solamente desde el punto de vista patrimonial, sino también desde el punto de vista social, se ha pegado con todo el que ha podido por defender este pedazo de España en Madrid. Yo espero, realmente, que una ciudad como la vuestra vuelva el Gobierno responsable de Imbroda con un equipo de personas comprometidas con los intereses de esta ciudad. Y que vuelvan las políticas en la que a nadie se le pregunte a quién reza, y mucho menos, cuando se habla de la creación, a quién vota. Es decir, en libertad absoluta.

  • En Melilla hay quienes piensan que Imbroda lleva muchos años en política y que, por su edad, debe retirarse.
  • Creo que Imbroda debe retirarse el día que él considere que debe hacerlo. En Melilla, una de las cosas que más me interesaban y más me ha fascinado es la multiculturalidad. En el occidental hay una pérdida de respeto a los mayores, algo que, sin embargo, entre los gitanos y los musulmanes sigue siendo una realidad absoluta. Respeto a los mayores como ejemplo de sabiduría y como piedra angular para las construcciones futuras. Imbroda está mejor que yo, tiene más energía que yo y es infinitamente más listo que yo. Si viviera en Melilla, quien querría que me gobernara es él. Y se irá cuando tenga que irse porque ha sido capaz de construir un equipo tan maravilloso, que repuesto hay hasta el siglo XXIII.

“El feminismo que desde la izquierda radical se pretende imponer es el excluyente, y todo lo que excluye es malo”

  • Su novela es femenina y feminista. Se ha hablado mucho de feminismo en esta legislatura a nivel nacional, con algún enfrentamiento incluso entre los dos socios del Gobierno. ¿Cuál es su visión del feminismo?
  • Soy un feminista convencido, pero creyente de un feminismo inclusivo en el que todos caben. El feminismo hoy en Occidente en España es una obligación: defender los derechos de las mujeres, reconocerles su acceso a cualquier espacio de la sociedad es obligación de todos. Hemos conseguido alcanzar cotas en España que eran impensables, pero eso no quita que haya que seguir trabajando para erradicar actos tan repugnantes como la violencia machista. Lo que pasa es que el feminismo que desde la izquierda radical se pretende imponer es el excluyente, y todo lo que excluye es malo. Le da igual la defensa del colectivo LGTBI, al que pertenezco. Sí a mí me estás excluyendo porque, sencillamente, no pienso como tú, estás matando el pilar fundamental de tu lucha, que es el de la igualdad. En el feminismo pasa igual.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas