“En estos cuatro años vamos a salvaguardar nuestro patrimonio, que es uno de los fines de la cofradía”

Por Miguel Rivas

Francisco Javier Calderón, tras su reelección como Hermano Mayor de la Cofradía de la Soledad, subraya que “pensar cuántos votos íbamos a tener una candidatura u otra era algo totalmente imprevisible”

Hablamos con el Hermano Mayor de la Cofradía de la Soledad, Francisco Javier Calderón, tras su reelección recientemente para el puesto tras ganar las elecciones por 100 votos a 60 contra su contrincante, Carmelo Martínez. La celebración de estos comicios significó un punto importante dentro de la Hermandad, ya que ha sido la primera vez que los cofrades de esta entidad religiosa han tenido que elegir a su Hermano Mayor mediante este sistema, distinto al de candidatura única tenían hasta entonces. Calderón afirma que ambas opciones son “legítimas” y confiesa que le “ha sorprendido” el número de votos obtenidos.

¿Te esperabas unos resultados como estos?

La verdad es que no hemos tenido cultura de elecciones dentro de nuestra cofradía de esta manera. Siempre hemos procurado hacer una candidatura de consenso en todos los procesos electorales que a lo largo de la historia de la cofradía se han dado. La nuestra es una cofradía que ha cumplido 70 años en la que no hemos tenido cultura de elecciones directas entre varios candidatos, sino que ha sido siempre un cabildo de elecciones en el que se había consensuado una candidatura y se han ido nombrando los hermanos mayores con todos los que han compuesto el cabildo de elecciones. Realmente el pensar cuántos votos íbamos a tener una candidatura u otra era algo que era totalmente imprevisible, podrías tener una aproximación de tu línea de actuación, y ha habido una serie de dificultades que daban la posibilidad de que la respuesta de los cofrades no hubiera sido la que teníamos pensada.

¿Por qué cree que le han devuelto la confianza: experiencia, necesidad, etc.?

Yo pensaba que sí podríamos tener opción. Además, cuando uno se presenta en una candidatura de este tipo es porque considera que puede dar un servicio a la cofradía y que tiene posibilidades sino no iría a unas elecciones. El número de votos que he obtenido me ha sorprendido y no sabíamos realmente la respuesta que íbamos a tener. Inmunizar a 160 personas dispuestas a ir a votar, como ayer lo hicieron, pienso que es un número que satisface como cofrade y es un número más que importante. Para nosotros es una aceptación que nuestro equipo haya sacado el número que hemos obtenido

¿Ha resultado exitoso para la Cofradía la celebración de estas elecciones por primera vez? ¿Pensáis repetir este método en el futuro?

El devenir del tiempo lo dirá. Yo creo que no ha sido malo nunca el hecho de hacer una sola candidatura por consenso entre todos. Tan legítima es una opción como la otra. La primera opción para una cofradía si está todo el mundo de acuerdo, da la sensación de que el consenso general para montar una única candidatura da sensación de mayor unidad. Esta opción que hemos elegido ha sido igualmente legítima y que el tiempo irá diciendo si será buena o no, lo que sí está claro es que por nuestra parte es que no debe dejar a nadie detrás. Hay que sumar y nunca restar.

Su contrincante en estas elecciones, Carmelo Martínez, reconoció su victoria y le tendió la mano para colaborar con usted en lo que fuera necesario para la Cofradía ¿Jugará un papel importante en la Cofradía a pesar de que no ha ganado las elecciones?

Carmelo es algo de mí desde siempre. Lo conozco desde que nació y tenemos una relación prácticamente familiar. Carmelo actualmente es de la Junta en funciones de la Cofradía, ya que no hemos tomado posesión la nueva y figuraba en la candidatura como tesorero y es uno de los capataces del trono dentro del Gobierno. Él va a continuar con un papel importantísimo siempre en la Cofradía esté quien esté.

¿Cuáles son los principales retos que se le presentan de cara a mejorar la Cofradía y qué planes tienes para desarrollarlos?

Tenemos ahora mismo la cofradía en unas condiciones propias para la conservación de este patrimonio, pero, indudablemente, con una puesta en valor muy importante. Por lo tanto, en estos cuatro años vamos a salvaguardar nuestro patrimonio, que es uno de los fines de la cofradía. Nos quedan unos flecos en el salón de tronos que tenemos que poner en valor y, sobre todo, el tema de las elecciones nos ha venido bien para hacer una actualización de nuestras bases de datos y para poner en valor todo el tema de las redes sociales e informático de la cofradía para tener el contacto con el cofrade para que éste tenga todas las actividades que se desarrollan y que pueda ser mucho más participativo.

¿Le han llamado y felicitado de otras Cofradías y Hermandades de la Ciudad? ¿En qué puntos piensa colaborar con ellas para impulsar y fortalecer la imagen de las Cofradías en Melilla?

No he parado de recibir comunicaciones de cofradías, cofrades, personas más o menos conocidas. Por lo que por supuesto que todas y cada una de las cofradías he recibido en su nombre su felicitación y su puesta en común. Nos llevamos bien y tenemos una interrelación entre todos y la agrupación de cofradías funciona realmente en un bloque monolítico y único.

FE DE ERRATAS- Por un error, hemos confundido la imagen del anterior vicario Roberto Rojo con la del actual, Eduardo Resa, motivo por el que solicitamos disculpas tanto a Roberto Rojo como a Eduardo Resa por la equivocación.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas