El nuevo uso de las mascarillas en Melilla

Por Francisco E. Fernández

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que el próximo sábado, 26 de junio, ya no será necesario el uso de la mascarilla en espacios abiertos. Yo he pensado así desde el principio, pero hay que matizar más las cosas, y sobre todo contextualizarlas antes de tomar una medida semejante. Hay algo que tengo claro, como supongo que lo tendrán la mayoría de los ciudadanos melillenses: los pasados meses de Noviembre y Febrero fueron fechas que nunca olvidaremos y que han de servirnos de enseñanza para actuar contra esta pandemia en el futuro.

Desde mi perspectiva, dejar el uso de la mascarilla en cualquier lugar abierto se debe de llevar a cabo cuando hayan pasado quince días después de que la población mayor de treinta y nueve años haya recibido sus dos pautas de vacunación y la mayor de 19 una pauta…Eso es lo que yo haría, sea cual sea la fecha. Sobre todo, porque estamos viendo la gran efectividad que está teniendo la vacuna en nuestra ciudad. También decir que la apertura de dos institutos impartiendo las vacunas de una forma ordenada está siendo un éxito total y absoluto y a ello le debemos la bajada de contagios.
La disponibilidad del antídoto es también algo a resaltar, pero no nos olvidemos que llevamos mascarilla y utilizamos geles hidroalcohólicos siempre que salimos a la calle. Y son, desde mi punto de vista ambas cosas, la vacunación y el resto de medidas coadyuvantes lo que está dándole la estocada al Covid19.


Sin embargo, no creo que sea pertinente ir sin mascarilla por la calle entre la gente más o menos aglomerada, ya que la intromisión de nuevas cepas sin que las vacunas hayan hecho su efecto real en las personas vacunadas, sobre todo si tienen de cuarenta años en adelante, nos puede dar un disgusto serio. Creo que tenemos motivos suficientes para estar animados y alegres en este tema, pero que la alegría no nos lleve a fallos que nos devuelvan la tristeza.


Por las cosas ya citadas, creo que el Gobierno de la Ciudad Autónoma debería de dejar que se quiten las mascarillas en las cafeterías en el exterior porque veo que se cumplen las medidas de distancia social, lo mismo que en la playa o en los pinos de Rostrogordo, en el paseo marítimo a ciertas horas y en cualquier parte donde no haya aglomeraciones de gente o no haya un metro y medio de distancia entre los transeúntes hasta que la Consejería de Sanidad no haya cumplido el citado objetivo de vacunación. Y esa conciencia también va por el resto de la ciudadanía.


También en días previos a esta medida gubernamental, limpiar Melilla de arriba a bajo con un compuesto de lejía o dióxido de cloro sería conveniente, ya que ambos productos pueden con cualquier cepa. Opino que los melillenses debemos concienciarnos en alimentarnos con la idea de tener un nivel de vitaminas óptimo para nuestra reacción inmune y recomiendo también tomar un refuerzo de 11 mg de picolinato de Zinc, ya que el picolinato es una forma de zinc que las células lo cogen con facilidad o tomar zinc normal con un coadyuvante de quercitina: una media cebolla roja diaria o aderezar las comidas con sumac o hacer bebida con cáscara de limón o tomar mosto tinto…Hay otras opciones.
Desde mi perspectiva, ahora que las cosas empiezan a ir bien, creo que no es conveniente hacer lo propio para que empeoren.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas