El laberinto dual de Aberchán

José Megías Aznar, Melilla.levantate@gmail.com

La política melillense es un laberinto de intereses, locuras, mediocridades y egoísmo. Recientemente se ha vivido un episodio lamentable entre dos miembros de CPM, (suponiendo que CPM sea una organización seria). Las acusaciones cruzadas entre Rachid Bussian y el “fiero” deportista Kaddur han sido un escándalo.


Hay personajes que su egolatría no les deja reflexionar correctamente. Kaddur llegó a ser viceconsejero de Juventud porque, una noche, su aguerrida madre se personó en el domicilio de Aberchán exigiendo un cargo para su hijo (el mejor de todos para ella). Tras una intensa y acalorada discusión, a las 5 de la mañana cedió y tuvo que recomponer el gobierno pactado con Gloria Rojas. Cuando se consiguen las cosas tan fácilmente, uno ya se siente impune para la siguiente. Pero este no es el caso. Aberchán tuvo que recular y en su fuero interno no lo aceptaba. Pero ocurrió un hecho trascendental en la Feria 2019. Kaddur defendió a una hija de Aberchán de una relación no aconsejable (y me paro aquí). Desde ese momento, Aberchán acepta todo lo que le pida Kaddur y su familia, favoreciéndola con subvenciones, colocar a jóvenes, etc. Esta familia, por circunstancias que no vienen al caso, se traslada a Marruecos (supongo porque gozan de la doble nacionalidad). El deportista participa en su especialidad bajo la bandera marroquí, pero quiere el dinero de España, de Melilla.


Esta introducción al laberinto de Aberchán viene para que el amable lector se sitúe.
Podría ser el laberinto del minotauro porque el líder vitalicio del CPM no ha salido al ruedo a dar una explicación convincente o a defender a su consejero. La categoría de un líder se demuestra en estas circunstancias. Él ha metido la cabeza debajo del ala y que se destruyan los dos. Su egolatría es tan radical que no quiere ni a los suyos. Pero como él no ha dicho nada, sus mariachis tampoco, ni la locuaz y procaz sor Sibilina de los amores distraídos en el sueño de Morfeo. La radical, en otros tiempos, ha salido no para defender a Rachid, sino para atacar al PP. Estos vasallos actúan como Seyton de Macbeth.


El negro minotauro vive en la dualidad permanente. Ya no sabe si escaparse del laberinto o encerrarse en sus mazmorras desfasadas. Es decir, quiere defender el interés público de los melillenses o el interés de sus vecinos marroquíes, sobre todo los que son amigos del rey de Marruecos. Es indudable que la familia Kaddur goza de plena dualidad nacional. El deportista bajo la bandera de Marruecos, el padre presidente de una Asociación en Melilla por la que recibe diferentes subvenciones del dinero de los melillenses, pero él vive en Marruecos. Además, le han dado un local de Emvismesa en Tiro Nacional, que está arreglándolo una empresa vinculada familiarmente con el yernísimo de Aberchán. El hermano de Kaddur amenaza a Aberchán en las redes, porque quiere lo “suyo”. Este, recientemente, ha contraído matrimonio como marroquí en Rabat con una celebración de todo un poderoso y con un gasto suntuario desorbitado. Así funcionan los “amigos verrugas” del sempiterno Yago de Otelo. Por cierto, Amín te has equivocado: “las amistades peligrosas” son poco aconsejables. Tienes derecho a tener amigos hasta en infierno, pero no lo explicites tan alegremente. Así has tenido una respuesta desproporcionada, pero la política, deberías saber, que ésta es así.
La no defensa del consejero Rachid Bussian por parte de Aberchán creo que viene determinada por la amistad de Kaddur con la monarquía alauita. Piensa que le podría ser rentable en un momento determinado. Por eso la no defensa de su consejero se convierte en apoyo al ex viceconsejero. Es su mente dual de querer estar en los dos lados. No se puede servir a dos señores. A él, en el fondo, le gustaría ser un rey absolutista como el de Marruecos. La diferencia es que las monarquías tienen herederos y él no quiere tener ninguno, sino sucederse a sí mismo. El será el rey-presidente de CPM hasta su desaparición (como Isabel II). En su mente no entra el relevo, por eso no se va, que es lo que tendría que hacer. El cortijo es suyo y de nadie más. La dictadura china cambia más de líder que CPM.
Otros casos, brevemente, de su dualidad laberíntica: uno, la respuesta a María Antonia de Tetuán a través de las redes, para no salir condenándola con su cara. Es más, el texto no lo ha hecho él. Porque atacar a Marruecos no está en sus planes futuros. A él le gustaría que Pedro Sánchez hiciera lo mismo con Melilla que con el Sáhara: ser autónoma dentro del reino alauí y que fuera el presidente autonómico de por vida. Otra faceta de su dualidad es que no es miembro del Gobierno, pero se reúne con empresas del sector de menores para, a través de un Negociado sin Publicidad, dar a la empresa que más “le ofrezca”, en contratación, y la consejera del ramo paseándose por la Avenida sin bastón de mando.


Si tuviera un mínimo de coherencia democrática tendría que pedir (ya que él lo propuso) la retirada de la Medalla de Oro de la Ciudad a este personajillo tan siniestro y fiero en su fogosidad alauita. Pero cuando no se tienen principios ni creencias verdaderas, todo se somete a la reputación que se tenga. Por eso quiero recordarle lo que decía Yago en la obra Otelo, el moro de Venecia, de William Shakespeare:
“La reputación es un prejuicio inútil y engañoso que se adquiere a menudo sin mérito y se pierde sin razón.”

PD
Su dualidad se ha puesto de manifiesto con motivo de la feria. No ha felicitado a los melillenses por sus fiestas patronales. Las costumbres y tradiciones de nuestra cultura occidental a él no le interesan. Sí utilizó ese espacio ferial para el rezo, llevando a sus correligionarios en transporte pagado por todos. Pronto dirá que ese espacio público no se puede usar como regocijo de la ciudadanía por ser un recinto sagrado. Al tiempo. Tampoco participará en el aniversario de la españolidad de Melilla. Para él no es motivo de orgullo.


Felicitar al PP por el proceso democrático interno. Otros partidos tendrían que seguir su ejemplo. Felicitar al ganador, Juanjo Imbroda. Darle un consejo: administre bien la victoria preparando el relevo en el PP.

Un comentario

  1. A ver….
    Cómo usted bien dice, a un autoritario como es el señor Aberchán….no se le puede pedir lo que usted pide….
    Este señor todos hemos presenciado como trata a sus consejeros y consejeras….a gritos y que ellos deben ser sus ciervos y obedecer sin rechistar lo que él manda y ordena….
    Pero cuando se trata de votos, ya saca el papel de hermanos musulmanes y utilizan ese mensaje sin parar e invadiendo lugares de cultos momo son las mezquitas….
    Otro mensaje es que a él le preocupan los huérfanos…jajajaj…..que diga lo que ha pasado en Rostrogordo o como están en purísima desde que él cogió las competencias…
    Y lo de Kaddur….seguro que fue así y hay que tapar la mierda….
    continuará….

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas