Como un triunfo de rutina

El español Carlos Alcaraz gana el Torneo (Foto Mutua Madrid Open)

Como un triunfo de rutina, así nos ha parecido a todos los que volvíamos a llenar en la tarde de este domingo las gradas de esta Caja Mágica. Carlos Alcaraz ha vencido, como de pasada, al alemán Alexander Zverev en la final de este torneo Mutua Madrid Open de tenis del 2022, por 6-3 y 6-1.

Por Pilar Cayuela/Enviada Especial

Una hora y dos minutos ha tardado el jugador de El Palmar en realizar la hazaña, porque hazaña ha sido, aunque no lo haya parecido. El jugador alemán tiene un saque cañonero, de esos que cuando realiza tres de ellos seguidos, te predispone a pensar en el siguiente juego con tu saque porque parece que no hay nada que hacer. El revés paralelo es demoledor y la zancada que emplea le da una movilidad tal que no ve el hueco el jugador contrario que le permita ganarle el punto, al menos de forma contundente.

Pero es que, frente al jugador alemán, estaba en la pista un jugador, español por más señas, con diecinueve años recién cumplidos, que parece que lleva jugando y ganando este tipo de torneos unos cuantos años más y que al jugar esta final se ha limitado a certificar que el torneo “de forma un tanto rutinaria” tenía que ganarlo él…

Evidentemente, de rutina nada, es el primer torneo máster mil que gana en Madrid, pero se ha mostrado tan superior en la pista que así lo podría parecer. Ver como prodiga de forma impecable un golpe que es utilizado por muchas figuras como un recurso, si no queda más remedio, y que los entrenadores te aconsejan que no abuses de él como es “la dejada”. Hay que poseer una muñeca privilegiada, toque impecable y gran confianza y concentración en uno mismo, para que te salga bien. Si te sale bien y el jugador español lo emplea con frecuencia, no solo ganas el punto, sino que minas la moral y confianza del contrario además de, inversamente acrecentar y reforzar la tuya.

Zverev nos ha parecido un poco apático en la pista, quizás algo cansado física y emocionalmente, comprensible por otra parte, porque su duro partido de semifinales del día anterior frente al griego Tsitsipas, terminó a la una y veinte horas de hoy o sea del mismo día que ha jugado la final. ¡Cosas de la organización y del marketing deportivo!

De todas maneras, hemos disfrutado de un bello partido y en definitiva de un gran torneo con éxito de público y éxito económico. Que así sea.

( La edición digital de PDF de MELILLA HOY

online.melillahoy.es/membresias/ )

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas