Escribe para buscar

Anuncio 360x180 CARREFOUR
Inmigración

Casi 240 inmigrantes entran a Melilla en el salto a la valla más numeroso de los últimos 7 años

Compartir
Inmigrantes celebran entrar a Melilla

Se produjo sobre las 6.50 horas, en la zona del paso fronterizo de Barrio Chino, y en él intentaron acceder a Melilla más de 300 subsaharianos.- Con los tres saltos de los últimos 11 días, la ciudad acumula cerca de 380 entradas

Un total de 238 inmigrantes de origen subsahariano entraron ayer a Melilla de forma irregular a primera hora en el salto a la valla más numeroso de los últimos 7 años. Desde el 28 de mayo de 2014, cuando lograron acceder alrededor de medio millar, no se registraba en nuestra ciudad una entrada tan abultada como la de ayer. Se trata, por lo tanto, de la entrada de inmigrantes a Melilla más importante del Gobierno de Pedro Sánchez, con la socialista Sabrina Moh al frente de la Delegación, con la que el mayor salto hasta el momento se había situado en 209 en octubre de 2018.

Anuncio 380x380 CARREFOUR

El salto a la valla de ayer se produjo sobre las 6.50 horas, en la zona del paso fronterizo de Barrio Chino, y en él intentaron acceder a Melilla más de 300 subsaharianos, según los datos facilitados por la Delegación del Gobierno. El grueso del grupo que se aproximó al perímetro fronterizo consiguió su objetivo de entrar a nuestra ciudad, a pesar de que el dispositivo anti-intrusión de la Guardia Civil estaba implantado a lo largo de todo el perímetro.

Los inmigrantes, todos ellos varones, escalaron la alambrada, que mide más de seis metros de altura, ayudándose de garfios artesanales en las manos y tornillos en las suelas de las zapatillas.

Una vez en la ciudad, comenzaron a correr en dirección al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), pasando por los Altos del Real, la Carretera Alfonso XIII y la Carretera de Farhana. Formando una larga cola, los inmigrantes fueron atravesando todos estos barrios entre gritos “boza” (victoria) y “asilo”, y grandes muestras de alegría.

Una vez en el CETI, sentados junto a la puerta de entrada formando un enorme grupo, los inmigrantes recibieron la primera asistencia antes de acceder al interior del centro migratorio, donde pasarán la cuarentena en las dependencias que se han habilitado para ello.

Se unen, así, a los dos grupos de más de un centenar y una veintena de inmigrantes que también lograron saltar la valla la semana pasada, y que estaban aislados en el interior del CETI como medida de prevención por la pandemia.

En los dos saltos de los días 12 y 14, la Delegación del Gobierno subrayó la colaboración de las fuerzas marroquíes en la contención. En el de ayer, sin embargo, no se mencionaba nada al respecto.

Los tres saltos a la valla de los últimos 11 días tienen en común que se han producido en zonas donde no están instalados los peines invertidos que el Ministerio del Interior sí ha puesto en zonas del perímetro consideradas vulnerables.

Pese al refuerzo

Los inmigrantes que protagonizaron el salto de ayer podrían haber aprovechado la celebración ayer del Aid El Kebir o Pascua del Sacrificio, la festividad más importante para la comunidad musulmana, con la creencia de que podría haber una menor vigilancia del vallado fronterizo por parte de Marruecos y de España.

Sin embargo, este último intento de entrada se produjo en un momento en el que el perímetro fronterizo estaba reforzado con más agentes, según informó el pasado lunes la delegada del Gobierno, como consecuencia de los datos intentos de entrada masivos que se produjeron la semana pasada en apenas 48 horas.

Con estas tres entradas, Melilla suma cerca de 380 entradas de inmigrantes en solo 11 días. Se acerca a la cantidad total que se había registrado en los seis primeros meses de este año y que, según los datos del Ministerio del Interior, asciende a 474.

Esta mayor presión migratoria que sufre la ciudad llega en un momento en el que el CETI se encuentra por debajo de su capacidad máxima, cercana a las 800 plazas por los traslados realizados a la península.

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *