Victoria balsámica en Huesca

Adrián Chapela firmó una gran actuación (FOTO MSCB)

Los azulones cortan una racha negativa de tres derrotas consecutivas y abandonan la zona de descenso, tras ganar, en un duelo vital, al penúltimo clasificado

El Melilla Sport Capital Baloncesto vencía ayer al Levitec Huesca La Magia por 92-100, sumando así su octavo triunfo de la temporada en un partido en el que no jugaron Pablo Sánchez, Fausto Ruesga y De Thaey.

Los melillenses se imponían ayer al Levitec Huesca por 92-100, en un duelo en el que llegaron a contar con una ventaja de catorce puntos en el último cuarto, aunque nuevamente les volvió tocar a sufrir, si bien en esta ocasión salió cara. El mejor de los azulones fue Gaizka Maiza con 19 créditos de valoración.

El Melilla Sport Capital Baloncesto saltaba con la mirilla descolada. Y es que el desacierto se hacía patente en los de Arturo Álvarez, que arrancaban 10-4 abajo en el marcador. Varios contraataques consecutivos, uno de ellos con un triple de Maiza, permitió a los de la ciudad autónoma acercarse en el luminoso (15-13). Maiza sería el protagonista en el intercambio de canastas de los últimos minutos, con dos triples más en su bolsillo para dejar en tablas el choque al final del primer cuarto (25-25).

Con un buen Mouha Barro haciendo daño en la ‘pintura’, los visitantes se ponían por primera vez por delante en el inicio del segundo acto. El testigo lo cogió Rakocevic, quien, con cinco puntos seguidos, posibilitaba a los azulones, ayer de blanco, seguir al mando. Una canasta con tiro adicional de Gorgemans colocaba la máxima ventaja para los de Arturo Álvarez (30-39), a poco más de cuatro minutos para el término de la primera mitad.

Todo parecía ir bien, pero también es cierto que los interiores comenzaban a cargarse de personales y con un Levitec Huesca La Magia que anotaba con cierta facilidad. Aun así, el decano conseguía marcharse a los vestuarios con una renta de siete puntos (45-52).

El conjunto melillense aguantó la salida de los oscenses que llegaron a situarse a solo dos (52-54) para seguir con un ‘colchón’ de diez puntos. Los aragoneses imprimían un mayor ritmo y agresividad y a los de la ciudad autónoma les costaba encontrar el aro local, un momento que aprovechó el Levitec Huesca para recortar distancias y dejar el electrónico en 68-76 de cara al último y definitivo periodo.

La salida del último cuarto fue muy buena de los de Arturo Álvarez. Metidos en defensa, lograban realizar varios robos para poner máxima de partido (68-82) en el marcador. Pero si algo ha demostrado el MSC Baloncesto durante toda la temporada es que le cuesta cerrar los partidos y así fue. A 5’ para la conclusión, los melillenses solo ganaban por cinco puntos (79-84). Dos triples consecutivos del decano dieron cierta tranquilidad.

Restaban 2’45” y los azulones dominaban por 81-90. Pero los fantasmas volvieron a aparecer con 86-95, a menos de un minuto, y les tocó sufrir. En el carrusel de tiros libres, el Melilla Baloncesto logró imponerse al Levitec Huesca por 92-100 y sumar la octava victoria de la temporada.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas