Tasende no podrá ser cesado como Capitán Marítimo al haber obtenido su plaza por concurso y no por libre designación

José Miguel Tasende, presidente de VOX Melilla

A pesar de lo afirmado por el político, solo podrá ser destituido si accede voluntariamente o se materializa un expediente disciplinario

José Miguel Tasende no podrá ser cesado de su puesto de Capitán Marítimo de Melilla, según han informado a este periódico fuentes de la administración pública, al subrayar que el actual presidente de la gestora de Vox logró este puesto por un concurso en 2001.

Así, en contra de lo manifestado por el propio político gallego afincado en Melilla desde principios de este siglo para ocupar esta plaza de funcionario público, no será destituido ni podrá serlo, porque se trata de una plaza ganada por méritos y no por libre designación. Otra cuestión, han apuntado las citadas fuentes, es que el propio Tasende renuncie voluntariamente al cargo, aunque para ello apuntan a que seguramente exigirá seguir cobrando el mismo sueldo actual, es decir un nivel 28 del Grupo A, el equivalente a un director provincial, con más de 4.500 euros mensuales, algo improbable porque no parece que la Delegación estuviera por la labor de darle otro cargo de este nivel. Otra posibilidad para echar a Tasende sería que saliera adelante un expediente disciplinario, pero este trámite suele durar una media de un año y para que se materializara, el inspector que lo gestionara tendría que ver un hecho de gravedad para tomar la decisión. Algo también muy improbable por unas manifestaciones en prensa sobre un supuesto buque de guerra de Marruecos que habría entorpecido por dos veces la entrada de un buque de pasajeros a Melilla.

Tasende ganó la plaza de Capitán Marítimo de Melilla antes de que entrara la nueva Ley de Puertos del Estado, que elevaba la categoría de la Capitanía Marítima de Melilla, momento a partir del cual ya los nuevos capitanes marítimos en España de ese nivel eran nombrados por libre designación y por tanto con posibilidad de ser cesados por el Ministerio en el momento que así lo decidieran. “Aquí es más fácil destituir a la delegada del Gobierno o al director general de Marina Mercante, que son cargos de libre designación, que al propio Tasende, que ganó la plaza por concurso” han expuesto a modo de ejemplo las citadas fuentes para explicar la dificultad para la destitución forzosa del político. Otra cosa es lo que vaya a decidir personalmente el presidente de Vox tras haber recibido la llamada desde su Ministerio comunicándole que deseaban su marcha.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

2 comentarios

  1. En Caí dirían: Aquí hay que mamar!! Quieres que se vaya el Tasende, pues a ver que pasa cuando entre el poniente… Y parecía tonto, ja ja ja. Los de VOX son todos tontos. JA JA JA.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas