Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Logo de Melilla hoy

Sánchez viaja a Jordania, Arabia Saudí y Qatar tras comprometerse a reconocer el Estado palestino

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, realiza una gira por Oriente Próximo para avanzar en el reconocimiento del Estado palestino y promover una conferencia de paz. También se reunirá con líderes y empresarios de Jordania, Arabia Saudí y Qatar.
PEDRO SANCHEZ

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, inicia su segunda gira a Oriente Próximo desde el estallido del conflicto en la Franja de Gaza, en esta ocasión con paradas en Jordania, Arabia Saudí y Qatar, tres países a los que España considera interlocutores esenciales con vistas a avanzar en el plan de reconocer el Estado palestino y la celebración de una conferencia de paz que permita resolver la crisis de fondo. (Foto Europa Press).

Sánchez, que viajó en noviembre a Israel, Palestina y Egipto y en diciembre a Irak, llega de nuevo a la zona después de que el Consejo de Seguridad de la ONU reclamase por primera vez un alto el fuego en Gaza, un punto de inflexión que el Gobierno confía en aprovechar para promover avances a corto plazo y también empezar a hablar del postconflicto.

En este sentido, España ha pactado con Irlanda, Eslovenia y Malta un próximo reconocimiento del Estado palestino –según fuentes oficiales, sólo queda por concretar cuándo se hará y se tendrá en cuenta el momento más conveniente para que sirva de catalizador para otros avances– y quiere tratar con países árabes también el reconocimiento de Israel, pendiente por ejemplo en el caso de Arabia Saudí.

El Gobierno aboga además por una Autoridad Palestina fuerte capaz de asumir el control de ese futuro Estado, teniendo en cuenta que Hamás no puede ser parte de la solución, y plantea una conferencia de paz que ya cuenta con el aval de cerca de 90 países, aunque en este caso tampoco se ha concretado ni cuándo ni dónde podría tener lugar.

La escala en Jordania incluirá un gesto público de apoyo a la labor de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA), ya que Sánchez visitará el martes a primera hora el campo de Jabal el Husein, acompañado de la ‘número dos’ de la citada organización, Natalie Boucly.

España ha aumentado su ayuda a la UNRWA pese a las acusaciones vertidas contra algunos de sus trabajadores y, con este cita, el presidente quiere poner en valor la labor de la agencia no sólo en Gaza sino en toda la región –en Jordania hay 2,4 millones de refugiados palestinos–.

Sánchez recorrerá también la Ciudadela de Amán, reconstruida con fondos de la cooperación española, y acto seguido se reunirá con el rey Abdalá II, que visitó España en dos ocasiones en 2023, la última de ellas en diciembre, ya con el conflicto en Gaza iniciado. Jordania es, además, el principal canal para el envío de ayuda por vía aérea a la Franja de Gaza, en el que también colabora España.

En Arabia Saudí, toda la agenda se concentrará en Yeda, con reuniones tanto con el rey Abdalá como con el príncipe heredero, Mohamed Bin Salmán, en este último caso tras la rotura del ayuno con motivo del mes de Ramadán. El Gobierno considera especialmente relevante que la gira coincida con el mes sagrado para los musulmanes y, de hecho, también en Qatar se invitará a Sánchez a una cena oficial del ‘iftar’.

En Qatar, la agenda incluye reuniones con el primer ministro y responsable de Exteriores, Mohamed bin Abdulrahman al Thani, y con el emir, Tamim bin Hamad al Thani, con vistas entre otras cosas a la firma de un memorando de entendimiento que dote de contenido al actual nivel de las relaciones bilaterales, elevadas en 2022 a ‘asociación estratégica’.

Sánchez mantendrá, además, un encuentro con mujeres relevantes en diversas disciplinas como la política, la economía, la cultura, el deporte o la ciencia.

Tanto en Qatar como en Arabia Saudí, Sánchez se verá con representantes de empresas españolas con intereses en estos países. Sólo en Arabia Saudí, las compañías españolas han ganado en la última década contratos por valor de 17.000 millones de euros, lo que para el Ejecutivo evidencia la importancia de las relaciones económicas bilaterales.

Sin embargo, fuentes oficiales dejan claro que la entrada de la saudí STC en el accionariado de Telefónica no representa un tema prioritario del viaje, aunque Sánchez estaría preparado para tratarlo si lo saca a coalición la otra parte. El Gobierno considera que su posición es ya sabida y enmarca dentro del interés estratégico por Telefónica la compra de una participación del 3 por ciento a través del Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), con vistas a llegar hasta el 10 por ciento.

El Ejecutivo está pendiente igualmente de los pasos de la parte saudí, que debe pedir una autorización para llegar también por su parte al 9,9 por ciento, fruto de un compromiso que anunció por sorpresa a finales de septiembre. En este sentido, fuentes oficiales aclaran que el Ejecutivo no revelará si STC ya ha solicitado la autorización y se limitará al anuncio sobre el aval o el rechazo de dicha petición en Consejo de Ministros.

Loading

Europa Press

Más información

Scroll al inicio

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€