Podemos lamenta la decadencia de los transportes marítimos para salir de Melilla

La formación destaca que las conexiones marítimas con la Península son “un auténtico desastre” que han convertido la ciudad autónoma en un presidio

Unidas Podemos en Melilla ha lamentado el estado actual de los transportes, centrándose en esta ocasión en las conexiones marítimas. Desde la formación aseguran que son “un auténtico desastre”.
Oscar Gaztelumendi, miembro de la Ejecutiva del partido, detalla que los melillenses “hemos pasado un verano espantoso para poder salir de una Melilla que los políticos gobernantes han convertido en un presidio”.

En Unidas Podemos tienen claro que el contrato marítimo de este año está siendo el peor de la historia reciente de la ciudad. “El Ministerio de Transportes, con el PSOE a la cabeza y la delegada del Gobierno aplaudiendo, lo ha conseguido. Han logrado un contrato marítimo peor que los que nos dejó el PP”, asegura Gaztelumendi, quien concreta que nunca se habían registrado tantas quejas públicas por el servicio que presta Balearia, la adjudicataria del contrato.


“Acondicionaron, de aquella manera, una zona de carga de los buques y ahí nos meten como si los melillenses fuéramos ganado. Gastarse una pasta en un camarote tampoco es garantía de nada. Sobre la marcha, te pueden decir que no hay y te mandan a la cafetería todo el viaje. Es lamentable”, critica Gaztelumendi.


Además, detalla que se ha convertido en una costumbre que los buques no salgan a la hora prevista, dejando durante horas tirados en los puertos a cientos de melillenses.


Al margen del contrato marítimo, los servicios de la otra naviera, Armas-Trasmediterránea, “son para echarse a llorar”. Gaztelumendi asegura que el barco de la ruta de Almería es “viejo, está lleno de mierda y acostarse en una de las literas de los camarotes es tumbarse en pura mugre”.


Desde Unidas Podemos también critican la dificultad para llegar desde la estación marítima hasta el barco, situado en uno de los muelles de la antigua terminal. “Hay más de 600 metros que recorrer a pie. Hace unos días nos escribió una señora mayor que no podía tirar y que necesitó la ayuda de unos voluntarios de Cruz Roja. Raro es el día que funcionan todas las cintas transportadoras de la horrenda pasarela que construyó el Gobierno del PP”.


Gaztelumendi recuerda que los “lumbreras” que construyeron la estación marítima no pensaron que, en esa zona, no había suficiente profundidad para que atracaran determinados buques y, la solución, fue construir esa “diabólica pasarela que, seguro, todos los melillenses hemos sufrido alguna vez”.


Todos estos problemas, dice Gaztelumendi, se lo han podido encontrar solo los melillenses que han conseguido un pasaje. “La realidad es que lograr sacar un billete de barco este verano ha sido casi una misión imposible. Y la delegada del Gobierno, como medida estrella, anunció ya a finales de verano que se reservaban un 10% de plazas para residentes. Se ha reído de los melillenses”, ha finalizado.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas