Pisoteando el carril bici y la movilidad urbana sostenible

Que al Gobierno actual le importa poco o nada la movilidad urbana sostenible, es algo que pocos dudan. Ha quedado a la vista de todo el mundo por su falta de acciones para desincentivar el uso del vehículo privado en pro de fomentar los modos de transporte no contaminantes y el transporte público en estos tres años de legislatura. Pero una cosa es pasar de la movilidad urbana sostenible y otra pisotearla, como ha hecho el Gobierno de quienes se subían a la bici antes de las últimas elecciones para hacerse una foto ante la prensa y aparentar un falso interés que ahora queda al descubierto.
Alguien o varios en la Ciudad Autónoma, desconocemos la autoría intelectual, tomó la decisión de situar el recorrido de la carrera por el Día Internacional de la Mujer en el carril bici. Probablemente pensó que era una idea genial que los corredores fueran apretujados por el único carril bici de Melilla para no tener que cortar ninguno de los muchos kilómetros de carretera que tenemos en la ciudad. El mensaje que traslada el Gobierno de Melilla es que los coches están primero, incluso por encima de una carrera tan simbólica, especial e importante para nuestra sociedad como es la que conmemora el Día Internacional de la Mujer.
Lo más probable es que la Consejería de Deportes, la de Igualdad, la de Medio Ambiente, la inexistente de Seguridad Ciudadana (que depende de Presidencia), o todas ellas en su conjunto, pensaran que si la celebración de esta carrera tenía que perjudicar a alguien, que fuera primero a los ciclistas y usuarios de otros VMP, y después a los propios participantes de la carrera, que tuvieron que correr con la contaminación ambiental y acústica a escasos centímetros, y con el peligro de no tener una delimitación física entre el tráfico y el recorrido de la carrera, salvo los separadores viales del propio carril bici, algunos de ellos sueltos desde hace tiempo. Pero a los coches, ni tocarlos, faltaría más.
Lo ocurrido provoca una nueva decepción entre los colectivos y personas que sí apuestan por una movilidad urbana sostenible de verdad en nuestra ciudad. Además del enfado, porque invita a quienes salen a correr a que puedan seguir invadiendo el carril bici, como hace cada vez más gente en Melilla, con el riesgo que eso supone. También porque nadie comunicó con antelación que el carril bici se destinaría a la carrera y no fueron pocos los ciclistas y usuarios de VMP que en su recorrido se toparon, de repente, con los corredores, dando lugar a una situación de peligro para todos.
En resumen, una nueva chapuza que deja claras las prioridades de este Gobierno en cuanto a movilidad cuando sacrifica el único (y bastante corto) carril bici de Melilla para celebrar una carrera con tal de no cortar carreteras. Todo ello, en un domingo, que es cuando menos tráfico rodado hay y más ciclistas y patinetes utilizan el carril bici. Y encima, en el fin de semana en el que se han cumplido 5 años del atropello mortal al ciclista Carlos Huelin, que pone nombre al pisoteado carril bici. Una oportunidad más para demostrar que el interés de este Gobierno por la sostenibilidad es un puro paripé.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas