Escribe para buscar

Medio Ambiente Política

Nace Melilla por el Clima como respuesta social a “la inacción política ante el cambio climático”

Compartir
Recogida de residuos
Recogida de residuos

La decisión se adoptó tras la limpieza de toneladas de residuos en el “botellódromo” del pozo de Sidi Guariach

Un grupo de personas independientes y de varias entidades sociales y sindicales han consensuado la creación de una plataforma abierta a la ciudadanía, llamada “Melilla por el Clima”. Ayer mismo, en una limpieza de residuos de botellón organizada por Guelaya, se creó el grupo promotor” como respuesta social a la inacción política ante el cambio climático” no solo por la omisión de políticas públicas orientadas a la aminoración del cambio climático en la ciudad sino también en España o en la Unión Europea.

Una decena de entidades y personas independientes han mostrado su intención de dispuestas a constituir una comisión organizadora que trabajará para ofrecer a la sociedad civil de Melilla una nueva herramienta para aumentar la presión social de la ciudadanía sobre “la inacción política” ante el cambio climático.
Según Guelaya, esta se ha visto agudizada tras la firma en Melilla hace dos años de la Declaración de Emergencia Climática por la actual insatisfacción de las sociedades civiles de todo el mundo con la falta de ambición de las conclusiones de la COP26.



Limpieza del botellódromo
Esta plataforma fue creada tras una limpieza convocada por Guelaya en la mañana de domingo en los alrededores del campo de golf de Melilla, junto al pozo de Sidi Guariach. El remolque del que Guelaya dispone no fue suficiente para trasladar los residuos a los contenedores.
“El escenario era dantesco, pues decenas de sacos con escombros, cientos de cápsulas de óxido nitroso, miles de envases de plástico y  vidrio aparecían en una de las zonas de reforestación que Guelaya viene plantando en la última década”, denunció ayer esta entidad.
Debido a las limitaciones que el COVID-19 ha impuesto en ciertos lugares de la ciudad para evitar los botellones, dejando otros “libres”, la falta de control del territorio y la falta de servicio de limpieza de la zona las personas que acudieron a la convocatoria se encontraron con la imposibilidad material de recoger tanta porquería.
Guelaya exige a la Consejería de Medio Ambiente la limpieza regular de este enclave y la prohibición por motivos sanitarios además de ambientales de ocupar en cualquier horario el uso del lugar como “botellódromo”.

Etiquetas:

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *