Nabil ‘El Lobo’ visita “La Rueda de MELILLA HOY” para hablar sobre el lado humano del deporte

El guardia civil y luchador de artes marciales cuenta que lo que más disfruta de su labor como maestro de Jiu-jitsu es poder ayudar y motivar a los niños y enseñarles a ser buenas personas entre ellos

Por Rocío Norzagaray

La “Rueda de MELILLA HOY Premium” ha tenido un nuevo protagonista: Nabil Mohamedi, conocido como Nabil “El Lobo”, luchador de artes marciales mixtas, con varias medallas en su poder, y guardia civil de profesión. Se trata de una de las figuras nacionales de la modalidad de Jiu-jitsu, que ha pasado por los micrófonos de la serie de pódcast del Diario de nuestra ciudad, de la mano del presidente del Grupo MELILLA HOY, Enrique Bohórquez López-Dóriga. En la Sala de Juntas, el melillense ha dejado varios mensajes destacados y aquí traemos un resumen de ellos, tras una conversación de más de media hora de duración y que pueden oír, si lo desean, en la web www.melillahoy.es y sus perfiles en redes sociales.

El presidente del Grupo MELILLA HOY introducía la entrevista pidiéndole a Nabil que se presentase él mismo ya que nadie lo conoce mejor que él. “El Lobo” mencionó que lleva en el mundillo del Jiu-jitsu unos trece años y se refiere a su práctica como un “combate en dentro de una jaula”.
Algo que a Bohórquez le llamó la atención en una visita a la escuela de “El Lobo”, durante un entrenamiento, fue la respetuosa actitud que mostraron los niños. “Si le preguntan a mi hijo de cinco años qué es el Jiu-jitsu, dirá que es control, y es que es control no solo dentro del tatami, es un control sobre la vida, la disciplina y respeto”.

No es un gimnasio
El entrevistado hizo mucho hincapié en que en los últimos años, las artes marciales se han comercializado mucho: “Ahora a los alumnos se les está llamando clientes y a la escuela la llaman gimnasio” protesta el luchador profesional. Añade que se está perdiendo la esencia del maestro y del alumno, el cual es una representación de cómo se comporta el maestro: “Yo intento ser férreo con las normas de respeto, les doy charlas didácticas además de los entrenamientos habituales y lo hago para orientarles, y si a alguno le empieza a ir mal en los estudios les impongo que lo primero es los estudios y que cuando tengan buenas notas podrán volver”. “El Lobo” confiesa que ha expulsado a un par de niños con un potencial brutal en alguna ocasión y le ha dolido en el alma. Por esta razón no hablamos de un gimnasio comercial.
Respecto a esa comercialización, Bohórquez hace alusión a un libro que estuvo leyendo titulado “La utilidad de lo inútil” en el que se dice que lo que no se puede comercializar se empieza a considerar como no útil; entonces, ¿cómo se comercializa el respeto? Bohórquez continuó con una anécdota sobre una falta de cortesía del consejero de Deportes, que no acudió en una ocasión a un acto de la escuela de “El Lobo”, un gesto poco acorde con los valores de la escuela.
Otra cualidad que el presidente del Grupo de MELILLA HOY tuvo la oportunidad de sonsacar a Nabil fue que el entrenador pretende que en su escuela todos sean amigos de todos, saludándose entre ellos nada más entrar y no permitiendo que se fomenten “grupitos reducidos” y así todo el mundo habla con todo el mundo sin importar el estamento social al que pertenezcas, todos han de ser compañeros y amigos y quien no acepte las normas se cansará y se irá, sospecha “El Lobo”.
A mitad de la entrevista, Nabil explica que los valores en los que se sustenta su escuela proceden de vivencias suyas personales, en su poca y dura infancia y en la esperanza de que si alguno de sus alumnos sufre una situación similar poder enderezar su camino y con eso, darse por satisfecho.
Bohórquez le lanzó la pregunta sobre los precios y explicó que los alumnos sí pagaban el mantenimiento del club pero que en algunos casos excepcionales, como los de familias numerosas o niños con discapacidades sensoriales, se les permite acudir gratis. “El que hace una escuela intenta dejar un legado, no hacerse millonario”.
También se le preguntó qué más le gustaría conseguir y él contestó que estaría interesado en obtener un recinto más grande para tener más espacio para los niños y dedicarles más tiempo, aunque ya se vuelca mucho con ellos. Dice que los mayores tienen menos entusiasmo, sin embargo el niño muestra su cariño desde el primer día y no hay mayor remuneración que esa.
La entrevista se dio por finalizada con el agradecimiento de ambos profesionales y la felicitación del invitado por el salto que ha dado el periódico de adentrarse en el pódcast, aunque por otro lado anima a mantener el papel a la par que el soporte digital a lo que Bohórquez le confirma que así será, que no tienen intención de deshacerse del periódico en papel. Por último, Bohórquez desea que los proyectos como el de este luchador profesional no sean la excepción sino la regla.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas