Melilla elimina desde mañana el límite de horarios y comensales por mesa en la hostelería

SP

También se amplía el aforo al 100 % en interior cuando se pueda utilizar mascarilla, salvo en bares, piscinas y deporte

Los establecimientos hosteleros de Melilla no tendrán desde mañana sábado limitaciones de horarios en su actividad, salvo las reflejadas en su licencia, ni tampoco límite en el número de comensales, según la nueva orden de restricciones por la pandemia que será publicada este viernes en el Boletín Oficial de Melilla (BOME). La consejera de Política Social, Salud Pública y Bienestar Animal, Francisca Maeso, informó en rueda de prensa de que estas son las principales novedades de la nueva orden, en la que también se ampliará el aforo al 100 % en los interiores cuando se pueda utilizar mascarilla.

Por lo tanto, el aforo máximo en exterior será del 75 % aquellos lugares donde no se pueda por estar comiendo, bebiendo o nadando, como es el caso de los establecimientos hosteleros y las piscinas cubiertas, y será de un 80 % en el interior de los recintos deportivos, en virtud del acuerdo adoptado por el Consejo Superior de Deportes (CSD).
En cuanto al sector de la hostelería, mantendrá la prohibición de consumo en barra, de consumo de tabaco y cachimbas en las terrazas y de uso de pistas de baile y, aunque ya no estará limitado el número de comensales, sí será necesario guardar una distancia de un metro y medio entre grupos de personas.
Respecto a los locales de ocio nocturno, los usuarios tendrán que estar sentados y la limitación del aforo será del 75 %, al igual que el resto de los establecimientos hosteleros.
En los lugares de culto y velatorios, el aforo en interiores será del 100 %, al igual que los eventos sociales, culturales, educativos y recreativos, siempre con la obligatoriedad de mascarilla, una norma que, como recordó la consejera, está establecida por Ley.

Entrenamientos, mejor sin público
En el caso de los eventos deportivos, el aforo será del 100 % en exteriores y del 80 % en interiores, y los entrenamientos serán, preferentemente, sin público, algo que se ha incluido en la orden como una “recomendación” y que tendrán que aplicar los organizadores.
Otra de las medidas que se mantienen en la orden es la prohibición de estacionamiento en distintas zonas para evitar botellones, concretamente en el Paseo de Horcas Coloradas, los Pinos de Rostrogordo, la Carretera de Aguadú e inmediaciones, el Dique Sur y Huerta Salama en su conexión con el aeropuerto, cuyos horarios serán establecidos por el superintendente de la Policía Local.

Incidencia estancada
Maeso justificó la decisión de no eliminar todas las restricciones en la nueva orden de Salud Pública por un motivo de prudencia, y después de conocer los efectos que la desescalada ha tenido en otros lugares, habida cuenta que Melilla entró más tarde en la denominada quinta ola y, en consecuencia, está tardando más en salir de ella.
Según la consejera de Salud Pública, Melilla se encuentra en riesgo bajo, con una incidencia acumulada de 36 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días y un buen indicador de ocupación hospitalaria.
No obstante, señaló que la incidencia lleva tres días estancada y eso impide alcanzar cifras de “la ansiada normalidad”, lo que requiere la colaboración de la ciudadanía. 

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas