Escribe para buscar

Covid19

Las farmacias de Melilla confirman una alta demanda de test de antígenos sin receta médica entre los ciudadanos

Compartir
Farmacia de Melilla

Algunos establecimientos aseguran que han tenido que ser “previsores” y realizar pedidos ante el “éxito” en las ventas de estos productos que suelen tener un precio promedio que ronda los cinco y 10 euros

Todos coinciden en que la medida tuvo que llegar mucho antes. “Su hubiéramos tomado medidas como hizo Reino Unido, donde se ha visto que los resultados son mucho mejores”, afirma Dunia, una farmacéutica que trabaja en una farmacia del centro. Edén, de la Farmacia Plaza España, también piensa igual, pero pone un matiz. “Tenía que haber llegado esta medida al principio de la pandemia, pero te exigían para que lo pudieras vender que el médico te lo prescribiera, por lo que la gente tenía más dificultad para acceder al test de antígenos”, explica.

En los primeros días después de que el Gobierno central permitiera el 21 de julio la venta de test de antígenos en farmacias sin receta médica, algunas comunidades como Navarra, Cataluña, Galicia o Castilla y León, la demanda fue tan alta que algunas farmacias sufrieron problemas de desabastecimiento. En el caso de Melilla, la demanda también fue alta, pero no llegó a tal extremo.

“Para el poco tiempo que llevamos se ha dispensado muchísimo y bastante bien. Hemos tenido que pedir otro pedido porque se ha vendido con mucho éxito”, asegura Ana, farmacéutica de la Farmacia Puga en la Plaza de las Cuatro Culturas, quien afirma que “se les agotaron” los productos, pero no llegaron a tener problemas de desabastecimiento porque, según dice, han sido “previsores”, ya que las ventas eran “muy numerosas”.

“Desde que saben ya que estaban disponibles en las farmacias siempre ha habido gente que ha ido preguntando. A nosotros nos llegó en Melilla un poco tarde todos los tests y ya estuvieron preguntando anteriormente”, cuenta Mari Paz, de la Farmacia Muñoz, quien afirma que las  unidades que llegaron “se vendieron en seguida”.

Para Edén, de la Farmacia Plaza España, no se puede comparar aún la demanda de test de Melilla con comunidades como Navarra, Galicia o Cataluña. “Allí creo que se vendieron más. De hecho, llegaron a vender antes que en Melilla, porque aquí, en mi opinión, llegaron tarde, pero una vez que han llegado sí se están vendiendo, sobre todo cuando estamos de guardia”, subraya.

Un precio que varía entre los cinco y los 10 euros

Cualquier ciudadano puede hacerse con uno de estos test a un precio que oscila entre los cinco y los 10 euros. Ana aclara que, dependiendo de la marca también varía el precio. Además, también se pueden contar con packs que contienen varios test y cuyo precio puede llegar hasta los 45 euros.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *