Escribe para buscar

Sucesos

La Policía detiene a dos jóvenes en Melilla por estafar por internet a través del “Phishing”

Compartir
Policía Nacional de la UDEF

“Phishing”, que consiste en que alguien, mediante engaño, se hace pasar por otra persona o entidad en dos ocasiones, logró que un madrileño “picara” y ofreciera sus claves de su tarjeta bancaria en una página ficticia

La Policía Nacional ha detenido en Melilla a dos individuos por estafar por internet haciéndose pasar por otra persona o entidad después de que una víctima residente en Madrid denunciara los hechos en la Comisaría de Madrid-Arganzuela.

Un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Melilla ha detallado que el pasado mes de septiembre, se recibió una denuncia en la Comisaría de Madrid-Arganzuela, de una ciudadana residente en la capital, que había sido víctima de una estafa realizada a través de Internet, con el método conocido como “Phishing”, que consiste en que alguien, mediante engaño, se hace pasar por otra persona o entidad en dos ocasiones.

Así, ha apuntado que primero se hizo pasar por una entidad de reconocido prestigio, en este caso el Servicio de Correos, para obtener sus datos y claves bancarias, y segundo, se hizo pasar por la víctima, para efectuar los pagos. Cuando la denunciante abrió el mensaje de texto que recibió, la redirigieron a una página ficticia de una entidad bancaria donde, imprudentemente, facilitó sus claves. Como las compras realizadas con varias tarjetas virtuales, cumplimentadas con los datos fraudulentamente obtenidos, fueron realizadas en Melilla, la investigación la llevó a cabo la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Jefatura Superior de Policía de Melilla, quienes lograron identificar al autor material de los pagos realizados en dos comercios melillenses, uno por valor de 1.000 euros y otro por valor de 189 euros.

Posteriormente, tras un dispositivo policial de localización y detención, los agentes detuvieron al autor de los hechos, un joven melillense de 22 años de edad, sin antecedentes. Y también, a la persona que le había facilitado el teléfono móvil con las tarjetas bancarias virtuales fraudulentas, un melillense de 26 años de edad con dos detenciones anteriores, el cual había obtenido los datos bancarios a través de una organización criminal que opera desde Marruecos.

Los dos detenidos han pasado a disposición judicial por un delito de estafa, el último de ellos también por pertenencia a organización criminal.

Por último, la Jefatura Superior ha recordado uno los consejos de la Dirección General de Policía: “Si recibes un SMS en el que te dicen que pinches en el enlace, DESCONFÍA. Tu banco nunca te pedirá las claves por SMS ni por mail. ¡Ignóralo y bórralo!”

Etiquetas:

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *