Escribe para buscar

Política

Javier Imbroda, consejero de Deportes y Educación de la Junta de Andalucía: “Yo no necesitaba padecer este sufrimiento para valorar lo que es la vida”

Compartir

Tras el homenaje que recibió el pasado viernes en Málaga por su trayectoria como entrenador de baloncesto y gestor deportivo, el actual consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía traslada a MELILLA HOY cómo es su día a día en su lucha contra el cáncer de próstata que le fue diagnosticado hace ya seis años, así como otras cuestiones.

– ¿Cómo se encuentra?

– Me encuentro bien, confiado y, como siempre, luchando. Luchando por la vida.

– El pasado viernes le hicieron un homenaje en Málaga con la colocación de una placa en forma de estrella por su contribución al baloncesto malagueño. ¿Cómo vivió ese momento?

– Fue un momento muy emotivo. Lo viví con muchas emociones, recuerdos, y fue un día especial rodeado de tantas personas que quisieron acompañarme ese día. Mi mujer, mis hijos, familias, amigos, personas que estuvieron vinculadas a una etapa que viví en aquellos tiempos, así como del Consejo de Gobierno, todo el equipo del Unicaja…Fue un día especial, único y que agradecía desde lo más profundo de mi alma.

-En una reciente entrevista dijo que vive una “montaña rusa emocional” desde 2017 ¿En qué trayecto se encuentra ahora?

– Cuando uno padece esta enfermedad con la que lleva luchando varios años ya, al igual que muchos que padecen esta enfermedad, vivimos en una especie de montaña rusa emocional porque es una enfermedad muy dura y parece que vas avanzando, luego que no, luego que sí…Lógicamente altera de alguna manera tu día a día. La cuestión está en que depende de uno, de cómo afronto una situación como esta, y yo he elegido vivir. Dentro de lo que puedo hacer yo he afrontado con mucha fuerza y con mucho ánimo, y eso es lo que estoy haciendo. Lógicamente, estoy en manos de los doctores, de los médicos para que me ayuden a seguir avanzando y a ver si en algún momento conseguimos dejar atrás esta enfermedad. Yo creo que en esa montaña rusa emocional ahora me encuentro bien y animado el mayor tiempo posible.

– El pasado 17 de diciembre, un diputado socialista en el Parlamento andaluz le mandó “fuerza y ánimo” en su lucha contra el cáncer

– Este diputado tuvo la deferencia de preocuparse, de transmitirme su ánimo, y fue muy emotivo. Es una persona a la que le tengo mucho respeto y mucha estima.

– Algunas personas que han sufrido esta u otra enfermedad suelen afirmar que debido a este suceso miran la vida con otros ojos y la aprecian mejor ¿Le ha pasado lo mismo a usted?

– Yo no necesitaba padecer este sufrimiento para valorar lo que es la vida. Yo la conocía, sabía que era así, y esto lo único que hace es corroborar lo que tú ya sabías. En mi caso no necesitaba tener que vivir este sufrimiento para poderlo valorar, solamente lo único que hace es ratificar tu planteamiento de vida.

– Cambiando de asunto, ¿qué salud le ve al Gobierno andaluz del que usted forma parte como consejero de Educación y Deporte?

– Yo creo que el Gobierno de coalición de Andalucía está siendo un auténtico modelo de gobernabilidad donde prima el interés general por encima de las siglas políticas. A las pruebas nos remitimos. Desafortunadamente en Gobiernos de Murcia, Madrid, de Castilla y León ahora, (son) Gobiernos de coalición que, por las circunstancias que sean, no han tenido el resultado que se está teniendo en Andalucía. De igual manera también, (se da en) el Gobierno de España, en el que comprobamos desgraciadamente como salen broncas semanales, y esto transmite un descrédito de lo que es ser un Gobierno, el cual tiene que estar velando por el interés general que está por encima de las siglas políticas. Eso es lo que creo que demanda la sociedad y creo que el Gobierno de Andalucía está siendo un ejemplo de esto.

-¿Sigue habiendo una fuerte colaboración con Melilla?

– Yo sé que se pactó un acuerdo institucional a los pocos meses de formar Gobierno en Andalucía y en Melilla. Yo creo que el vínculo natural de Ceuta y Melilla es Andalucía aunque haya muchas transferencias que dependan del Estado, pero el vínculo natural, social, económico, sentimental, cultural, deportivo y en tanto y tantos ámbitos es Andalucía. Yo echo de menos también esa voluntad del Gobierno de Melilla que quiera desarrollar conjuntamente con Andalucía tantas y tantas oportunidades que puedan surgir. Pero esa respuesta la tiene que dar el Gobierno de Melilla.

– ¿Y cómo ve al Gobierno de Melilla?

– Yo creo que se han dado unas circunstancias un poco extrañas. Ha sido un Gobierno que tenía interés fundamentalmente en sacar al Gobierno anterior y creo que ha sido todo un poco forzado. Esa es la impresión que te da desde fuera. A partir de ahí, es el día a día, la gestión que hagan de los recursos públicos y qué enfoque le dan a Melilla, cómo quieren proyectarla para tratar de desarrollar los programas que tengan pensado hacer. Yo siempre he deseado lo mejor para la que es mi tierra a la que sigo con mucha atención.

-¿Tiene pensado volver pronto a su tierra?

– Siempre procuro dar un salto y poder disfrutar de Melilla, de mi familia, de amigos, etc. En fin, disfrutarla, respirarla. Siempre que puedo lo hago, aunque es verdad que en estos dos últimos años que llevamos de pandemia, esto ha dificultado mucho la movilidad y siempre con cierto riesgo de lo que ha estado ocurriendo, pero no dudes que en cuanto se despeje un poco esta situación por supuesto que iré. Siempre necesito ir allí y visitarla y vivirla.

“Quien me iba a decir a mí cuando salí de Melilla que iba a desarrollar esta carrera en baloncesto, en la alta competición y entrenar a grandísimos jugadores”

– Usted está muy vinculado también al mundo del baloncesto, ya que entrenó a equipos como el Unicaja o el Real Madrid y fue incluso seleccionador nacional ¿Echa de menos esa etapa?

-Lo sigo lógicamente desde otra perspectiva. Piensa que he estado 25 años en un banquillo de alta competición donde he tenido el privilegio de que un chico joven saliera de Melilla con la ilusión de poder cumplir un sueño, y este fue muy superior a lo que ni siquiera imaginaba. Quien me iba a decir a mí cuando salí de Melilla que iba a desarrollar esta carrera en baloncesto, en la alta competición, y entrenar a grandísimos jugadores. He tenido la fortuna y el privilegio de poderlos entrenar, de los cuales he aprendido mucho, así como poder estar en la Selección Española siete años y disputar más de 130 partidos con ella en olimpiadas, campeonatos del mundo, europeos, etc. Nunca pude imaginar que pudiera llegar a ese nivel. Así fue y el recuerdo que tengo es maravilloso.

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *