Guelaya: el 75% de la población de Melilla vive con menos zonas verdes que las recomendadas

Advierte que se estima en ocho personas las muertes evitables al año las que se producen por no seguir pauta de la OMS

El 75% de la población de Melilla vive con menos zonas verdes de proximidad recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y se estima en ocho personas las muertes evitables al año las que se producen por no seguir dichas recomendaciones, según ha asegurado la Asociación Ecologista Guelaya.

La organización ha basado su afirmación en los datos de un estudio reciente publicado en la revista The Lancet Planetary Health, realizado por un equipo de la “Iniciativa de Planificación, medio Ambiente y Salud” de ISGlobal.
Guelaya ha destacado al respecto que en las alegaciones que ha realizado al próximo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), se han referido a la falta de metros cuadrados de zonas verdes por habitante, teniendo en cuenta que prácticamente la mitad de la superficie verde que refleja el PGOU está fuera de la superficie urbana, en los pinos de Rostrogordo.
Los ecologistas, con dichos datos, han querido llamar la atención sobre la importancia de que las zonas verdes se distribuyan de forma equitativa en zonas verdes de proximidad y el acceso universal de la población a las mismas.
En este sentido, ha asegurado que la OMS, “en base a la evidencia científica existente”, recomienda establecer la meta de que haya un espacio verde de al menos media hectárea a una distancia a menos de 300 metros en línea recta desde cada domicilio.
Por eso, dado el número de fallecidos que se pueden evitar, ha subrayado que el tratamiento de las zonas verdes en el PGOU “no solo tiene que ver con la adaptación al cambio climático sino sobre todo con la salud pública”.
Según los ecologistas melillenses, las zonas verdes están vinculadas con beneficios para las personas como menor mortalidad prematura, mayor esperanza de vida, mejoras en la salud mental, menos enfermedades cardiovasculares, y mejor función cognitiva para la infancia y personas mayores.
Ha añadido que también ayuda a mitigar la contaminación atmosférica y los niveles de calor y ruido; y brinda oportunidades para la actividad física y la interacción social.
De este modo, ha aseverado que “la redacción de un nuevo PGOU es una oportunidad para comenzar a mejorar tanto la falta de zonas verdes de proximidad, que para que la población acceda cómodamente a ellas debe estar a 300 metros de la vivienda, como el reparto equitativo en todos los barrios, con zonas de sombra que permitan contrarrestar las islas de calor”.
Por todo ello, Guelaya ha advertido que “sería una irresponsabilidad que el nuevo PGOU de Melilla no incluya un Plan de adaptación al cambio climático que persiga de forma explícita una planificación concreta de esta meta para beneficio del 75% de los melillenses con carencias en zonas verdes”.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas