FEAFES Melilla aporta algunas recomendaciones para ayudar a los familiares a prevenir la idea de suicidio de un ser querido

Es muy importante prestar mucha atención a los síntomas, como las autolesiones, las verbalizaciones de ideas suicidas o la pérdida de contacto con sus amistades”

Desde que comenzó a funcionar el teléfono 024, de atención al Suicidio, se recibieron más de 34.000 llamadas en los primeros cuatro meses, evidenciando el incremento tan importante de personas con problemas de salud mental, sobre todo, después de la época de pandemia, donde se han visto afectados en mayor cuantía los jóvenes y las mujeres, dos colectivos de riesgos muy específicos y vulnerables. En una entrevista realizada por MELILLA HOY al presidente de la Asociación, el pasado agosto, denunciaba que “por desgracia, lo que no hay ahora mismo en Melilla es ninguna red asistencial pública que cubra esta necesidad y pueda ayudar, sobre todo, a estos chicos que, por desgracia, cada día van aumentando en sufrir esta patología y está privando a la sociedad de toda esta juventud, que en muchas ocasiones, por no poder resolver un problema puntual, pierden sus vidas y sus posibilidades de actuación en el futuro”.

Cada día se hace más frecuente padecer algún tipo de trastorno o enfermedad mental, como la depresión, la obsesión maniacodepresiva o las patologías duales; donde resulta muy complicado establecer qué causas lo provocan.
En la mayoría de casos, las personas no son conscientes de que realmente tienen un problema de salud mental o a qué obedece, pudiendo creer que están motivadas por el ritmo de la vida actual, el estrés, ect.
En el resto de casos, cuando la persona es consciente de que tiene este problema, es cuando llega al momento en que ni siquiera se encuentra capacitado para poder solucionarlo, imposibilitándole incluso, el llegar a realizar las tareas cotidianas de una vida normal, tanto en el plano laboral como en el social.
Llegado a ese punto en que se dan cuenta, por sí mismos o a través de la familia, es cuando responden a la ayuda para resolverlo.
La Asociación FEAFES de Melilla entiende que no es un proceso fácil en la vida del individuo, y que tampoco existe una fórmula “mágica” para solucionarlo. Así, y con el propósito de ayudar a los enfermos de salud mental y a sus familiares a prevenir el suicidio o la autolesión, coincidiendo con el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, que se celebró el día 10 de septiembre, la Asociación ha lanzado a través de sus redes sociales una serie de recomendaciones, que son, el no banalizar, despreciar o infravalorar el sufrimiento de la persona afectada, ya que para ella puede ser muy importante; prestar más atención y escuchar para llegar a comprender, el lugar de responder automáticamente; no culpabilizar, ni comparar con nadie; si el afectado sufre algún tipo de acoso, vejación, discriminación o violencia, tomar medidas contra la otra parte del conflicto y sobre todo, prestar mucha atención a sus síntomas, como las autolesiones, las verbalizaciónes de ideas suicidas, los tonos de despedidas o la pérdida de contacto con sus amistades, el abandono de sus aficiones, etc.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas