El temporal hace estragos en Melilla: olas de 9,5 metros, cientos de pasajeros en tierra y barcos deportivos hundidos

Hacía tiempo que Melilla no sufría un temporal tan fuerte como el de ayer. La alerta naranja por viento y fenómenos costeros dejó en nuestro litoral olas de hasta 9.5 metros de altura, como la que detectó una boya medidora frente a la planta desaladora a las 14,30 horas. Las rachas de viento, a las que se les unió la lluvia en gran parte de la jornada, alcanzaron los 90 kilómetros por hora.
Inclemencias meteorológicas que hicieron estragos en nuestra ciudad, que se quedó incomunicada por aire y mar desde primera hora de la tarde. Por la mañana, algunos vuelos intentaron llegar a la ciudad, como ocurrió con el de Sevilla, uno de Madrid y otro de Málaga, pero tuvieron que ser desviados al no poder aterrizar.
Los barcos, directamente se quedaron amarrados. Cientos de pasajeros se quedaron en tierra sin poder viajar, buena parte de ellos personas de fuera que habían venido el fin de semana a Melilla para participar en el Campeonato de Europa de Triatlon. Entre los afectados que tampoco pudieron llegar a Melilla había personas que habían pasado el fin de semana fuera.

Daños
Otra de las consecuencias negativas del temporal fueron los daños causados, todos materiales, ya que no hubo que lamentar desgracias personales, tal y como confirmaron a MELILLA HOY desde el Servicio de Prevención y Extinción de Incendios (SPEIS).
Desde por la mañana hasta el cierre de esta edición, ya entrada esta madrugada, fueron alrededor de 25 intervenciones las que tuvieron que realizar los Bomberos, prácticamente todas relacionadas con el viento. Tuvieron que reforzar el personal con efectivos que no estaban de guardia, concretamente tres bomberos y un mando más que se incorporaron al servicio.
Lo más común fueron las caídas de cascotes en fachadas, el aseguramiento de elementos inestables en inmuebles y planchas de cubiertas que quedaron sueltas, como sucedió con las que conforman el techo del Mercado Central.
En este inmueble, los Bomberos tuvieron que actuar dos veces: una por la mañana, cuando aseguraron una parte, y otra a última hora de la noche, cuando fue necesario retirar algunas planchas que estaban sueltas y a punto de caer a la vía pública.
Además, también intervinieron los Bomberos en algún caso de incendio eléctrico, cristaleras en riesgo de caída, un caso de huida de gas en una botella, caídas de ramas de árboles y el rescate de una persona que se quedó atrapada en un ascensor.

Zonas inundadas
El temporal también trajo inundaciones. Una de las zonas afectadas fue el Club Marítimo, ya que el denominado pasillo de marinería quedó anegado.
La desembocadura del Río de Oro también tenía una importante cantidad de agua porque el mar se metió dentro del cauce. El agua llegaba hasta el puente de Triana. El oleaje también rompió con fuerza en toda la costa, como el espaldón del puerto y la Boca del León.
Los parques, jardines y zonas deportivas al aire libre quedaron cerradas al público desde primera hora.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas