El PP critica que el laboratorio covid esté “bajo mínimos en plena sexta ola” pese a su alto coste

El PP ha criticado que el laboratorio covid, que la Ciudad Autónoma puso en marcha a finales de 2020 para cribar a la población, se encuentre “bajo mínimos” cuando Melilla se encuentra “en plena sexta ola” y ello, a pesar del elevado coste económico que supuso su creación. “Nos ha costado como si fuera un chalet de lujo”, dijo en un mensaje grabado la diputada local del PP Paz Velázquez, que lamentó que, debido a la situación que atraviesa el laboratorio covid, abriendo solo unas horas por la mañana al no haber sido externalizada su gestión, “los melillenses no tienen ni dónde hacerse los test de antígenos”.

Según Velázquez, este tema es una muestra más de que “a este Gobierno le ha faltado coraje y le ha sobrado vagancia para la gestión”, sin estar a la altura de “lo que los melillenses realmente se merecen” en esta crisis sanitaria.
No en vano, afirmó que la ciudadanía melillense “se siente abandonada y traicionada por el Gobierno de la ciudad” después de casi dos años de pandemia, y lo acusó de “descoordinación habitual”.
A su juicio, lo demuestra el hecho de que Salud Pública imponga restricciones en la hostelería y a los melillenses en general para evitar contagios, mientras departamentos de la Ciudad Autónoma realizaban actividades multitudinarias, como la Viceconsejería del Menor, con una comida con más de 200 mayores, y la consejería de Cultura “con otros eventos”.

Polémicas en la gestión
Además, hizo un repaso por algunas de las polémicas protagonizadas por los partidos que conforman el Gobierno de Melilla, entre ellas, el hecho de que no se llegara a llevar a cabo en el Patio del Cura el hospital modular “que prometieron en octubre de 2020 y que a día de hoy no está” pese a que “tanta falta hizo y sigue haciendo en la ciudad”.
También se refirió a la “lamentable, vergonzosa y vergonzante rueda de prensa de Eduardo de Castro”, presidente de la Ciudad Autónoma, emitida por la televisión pública local, que “fue un auténtico bochorno para cualquier melillense”.
También citó el incumplimiento de las restricciones por parte del exconsejero de Salud Pública, Mohamed Mohand, acudiendo a un almuerzo con amigos en un momento en el que no se podían celebrar reuniones con personas no conviventes, o la boda de un asesor de Coalición por Melilla (CPM), “saltándose todas las normas habidas y por haber”, cuando las restricciones impedían reunirse con más de seis convivientes.
A ello se une el hecho de que el presidente de CPM, Mustafa Aberchán, “se saltara todas las restricciones viajando en avión en el confinamiento de marzo de 2020”; que la coordinadora covid, Gloria Rojas, “no coordinó absolutamente nada”; y que la delegada del Gobierno, Sabrina Moh, tuvo “un papel insignificante y desaparecida, dejando todo en manos de la Ciudad Autónoma”.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas