El hundimiento del Gobierno Sánchez

Por Enrique Bohórquez López-Dóriga

Correos, paradigma del nepotismo de Pedro Sánchez. El amigo de Sánchez, colocado por él como presidente de Correos, está hundiendo la empresa postal, la empresa pública más grande de España (El Mundo, 6/6). Argelia rompe con España (muchos periódicos españoles, el 9/6).

Sánchez: palabras, palabras y más palabras, solo palabras y promesas etéreas en su elusiva comparecencia ante el Congreso el pasado miércoles. Su personal, muy personal, decisión de “entregar” el ex Sahara español a Marruecos -inexplicada, quizás inexplicable (para él)- ha tenido por parte de Argelia la respuesta que era de esperar y temer: ha roto sus relaciones de “buena vecindad” con España y dejará de suministrar gas a nuestro país, tras oír a Sánchez -cuya caída exige como requisito para volver a esa tan cacareada (por Sánchez) “normalidad”- en su intervención en el Congreso. “El cesarismo es compatible con la creciente sospecha de que Sánchez no actúa libremente”, (editorial de El Mundo del viernes). La sospecha es que Marruecos tiene datos sobre Pedro Sánchez que le pueden dañar gravemente, de ahí ese regalo, gratuito y sin consulta alguna, de la soberanía marroquí sobre el Sahara.
En el año 1921 el conocido como “desastre de Anual” -localidad del entonces Protectorado español de Marruecos, muy ligada a Melilla- originó una grave crisis del Gobierno español y su posterior caída. ¿Originará la personal, inexplicada y probablemente inexplicable decisión del actual presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, sobre el ex Sahara español -también muy cercano sentimentalmente a Melilla- la caída de su Gobierno e incluso la de su partido, el PSOE? Muchos españoles creen que sí y que la crisis energética y moral que va a causar la incomprensible decisión personal de Sánchez -una decisión inédita en la historia de la política exterior española- forzará tal caída de un Gobierno de coalición -un Gobierno frankestein- que, por su propia constitución y por las decisiones tan personales de Sánchez, ya hace aguas por todas partes y visiblemente se hunde cada vez más. Pedro Sánchez merece hundirse, pero España no se puede hundir con él.

Ucrania
“El 24 de febrero de 2022, Rusia inició una operación militar para invadir Ucrania. En pie, erguido firmemente en el camino de los invasores, estaba el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski. Rápidamente las potencias internacionales le brindaron su ayuda para huir del país. Necesito municiones, no dar un paseo, fue su respuesta”. Ese es el pasaje inicial del libro “Zelenski: la forja de un héroe”, de Andrew L. Urban y Chris McLeod. Y allí sigue, tres meses y medio después de la invasión, una invasión que, con el transcurrir del tiempo, va dejando de ser noticia destacada diaria. No debe olvidarse ni minusvalorarse la heroica resistencia del pueblo ucraniano, presidido por un gran presidente (no como Sánchez). Interprétese así mi modesta contribución al lema ¡Gloria a Ucrania!

Política local
La delegada del Gobierno en Melilla, Sabrina Moh, ha explicado en rueda de prensa desde Ceuta que el proceso de elaboración de los Planes Estratégicos que para Ceuta y Melilla se ha comprometido a presentar este verano el Ejecutivo central es “una ventana de oportunidad» para que ambas ciudades den «un salto cualitativo» a la hora de «fortalecer los servicios públi­cos» esenciales que sigue prestando el Estado en ellas. La delegada ha coincidido con Gutiérrez y Rojas -secretario/secretaria generales del PSOE en las dos ciudades españolas norteafricanas, en alabar el «impulso», la «atención» y la «sensibilidad permanente» que Sánchez y su equipo están ofreciendo a Ceuta y Melilla, ciudades que «hacía mucho tiempo que no des­pertaban tanto interés». No puedo entender ni soportar tanto tópico vacuo. Es el colmo de la fatuidad eso de “ventana de oportunidad” para definir un Plan Estratégico del Ejecutivo Central que, como tantos anteriores y como la experiencia nos demuestra, no va a servir para nada.

Posdata (especialmente dedicada a la consejera de Educación, Elena Fernández Treviño)
Acerca de mi libro: MELILLA, ESPAÑA, EN PELIGRO. Va a ser, como he comentado varías veces, una trilogía, tres libros sobre la historia moderna de nuestra ciudad. En el primer libro, el ya publicado, me centré en el análisis y reproducción de lo más destacado que sucedió en Melilla, a través de lo publicado y comentado en nuestro diario, MELILLA HOY, desde el 21 de abril de 1985 -el nacimiento del periódico- hasta catorce años después, el 21 de abril del año 1999. El segundo libro aparecerá -si no surge algo inesperado- a finales de este año y el tercero a mediados de 2023, quizás después de las elecciones de mayo de ese año.
No existe, y probablemente no existirá, una historia de la MELILLA moderna como la que esa trilogía de MELILLA, ESPAÑA, EN PELIGRO contendrá. En los colegios, en los institutos melillenses creo que sería más que conveniente que profesores y alumnos conocieran lo que ha sido Melilla y lo que aquí sucedió en durante los últimos treinta y ocho años, quienes nos gobernaron durante ese período de tiempo, lo que hicieron, la herencia que dejaron, lo que le ocurrió a nuestra ciudad y a sus habitantes durante esos últimos años. Solo conocer nuestra historia hará posible no incurrir en errores pasados y profundizar en los aciertos. Melilla está -quieran reconocerlo o no los dirigentes del momento- en evidente y creciente peligro. Tener conocimientos históricos recientes es indispensable para intentar evitar esos peligros que amenazan la existencia misma de la ciudad.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas