junio 26, 2022 06:28

Endesa y Enagás invertirán más de 80 millones en un proyecto de transición energética para Melilla

Endesa y Enagás invertirán más de 80 millones en un proyecto de transición energética para Melilla

Este modelo supone, entre otros proyectos, la conversión de la central térmica de Endesa a gas natural, el desarrollo de servicios de gas natural licuado en buques y ferries y la electrificación de los muelles.

Endesa y Enagás, a través de su filial Enagás Emprende, han presentado este martes al Gobierno de Melilla un plan para desarrollar un proyecto de transición energética para la ciudad que permitirá colocarla como un referente europeo en modelo energético sostenible. La presentación de este proyecto, que supondrá una inversión superior a los 80 millones de euros, se ha llevado a cabo en la estación marítima de Melilla con la asistencia del presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, y del presidente de la Autoridad Portuaria, Víctor Gamero. También han estado presentes el presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, y sus dos vicepresidentes, Gloria Rojas y Hassan Mohatar, además de la delegada del Gobierno, Sabrina Moh.

Este modelo permitirá crear más de 170 puestos de trabajo y aunará recuperación económica a través de una solución integral basada en el paso a gas de la central eléctrica, almacenamiento de GNL, servicios complementarios de gas y logística del puerto, además de soluciones de generación distribuida.
El director de la línea de negocio de generación de gas de Endesa, José Ribelles, ha explicado que “Melilla cuenta con un sistema aislado muy particular” y el compromiso en este proyecto es garantizar la calidad de suministro a los clientes reduciendo las emisiones.
Esto será posible gracias a la conversión de la central de Endesa a gas natural, lo que permitirá eliminar el 29 % de las emisiones de CO2, el 95 % de SO2, el 88 % de NOX y el 92 % del material particulado.
Según Fernando Impuesto, director general de Enagás Emprende, este proyecto es resultado de la colaboración público-privada entre empresas, administraciones e instituciones para contribuir a la descarbonización de la economía, y son proyectos integrales que permitirán impulsar, mediante tecnologías innovadoras, “una transición energética justa para Melilla”.
Entre los proyectos presentados, están la conversión a gas natural de la central de Endesa; almacenamiento, regasificación y bunkering de GNL; sistema de reducción de emisiones de NOx en la central; Cold Ironing; un proyecto solar fotovoltaico; una planta de biogás; un modelo de movilidad sostenible; nuevas oportunidades de servicios portuarios y aprovechamiento de frío.

Conversión a gas natural de la central de Endesa
Endesa convertirá 3 motores de su central en la Ciudad Autónoma al gas natural, sustituyendo el fueloil actualmente utilizado. Dicha medida supone cubrir el 85% de la producción de la central a través este nuevo combustible, lo que conllevará una reducción directa de emisiones de gases de efecto invernadero (GEIs). Además, la adecuación a gas de la central permitirá el desarrollo de nuevas oportunidades de negocio alrededor del gas, con la consiguiente generación de empleo de calidad en la Ciudad Autónoma.

Almacenamiento, regasificación y bunkering de GNL
Para llevar a cabo ese cambio de combustible, Endesa y Enagás,  están trabajando en el desarrollo de una infraestructura de almacenamiento y regasificación de GNL, que maximice la disponibilidad operativa y la eficiencia en la gestión del combustible.  Dicha infraestructura se desarrollará en una parcela de 10.000 m2 en el Puerto de Melilla y constará de una capacidad de almacenamiento total de 5.000 m3 de GNL, que estará conectada a la central a través de un gasoducto dedicado. Asimismo, se dotará de los elementos necesarios para permitir el suministro por terceros de GNL como combustible alternativo para el sector marítimo, tal y como impulsan las Directivas comunitarias al respecto.  

Sistema de reducción de emisiones de NOx en la central
Endesa está desarrollando además un proyecto de mejora medioambiental a través de la implementación de sistemas de tratamiento de gases de escape llamados SCR (Selective Catalytic Reactor), que permite la reducción de las emisiones de NOx de ciertos equipos de la Central Térmica.
El desarrollo de esta iniciativa va más allá de la exigencia de la regulación medioambiental en vigor, por lo que es necesario que desde el punto de vista regulatorio se asegure el reconocimiento de la inversión y de los costes operativos asociados a la misma.

Cold Ironing
Asimismo tanto Endesa como Enagás están estudiando dar respuesta a la creciente demanda de electricidad por parte de los buques, dotando a los muelles de la infraestructura necesaria para su electrificación (Cold Ironing).
El proyecto, que está en fase de estudio, permitirá una reducción neta de emisiones de CO2, NOx, SO2 comparando la generación con gas de la central frente a la operativa en puerto de los barcos que utilizan combustibles líquidos. Además, permite una significativa reducción en los ruidos de los buques durante el atraque. El nuevo servicio supondrá un elemento de competitividad para el puerto, impulsando la actividad económica en sus instalaciones y el resto de la ciudad.

Proyecto solar fotovoltaico
Endesa tiene el claro objetivo de convertir a la Ciudad Autónoma en un referente sostenible y, para ello, ha presentado también hoy, entre sus propuestas, la instalación de placas fotovoltaicas que favorezcan el autoconsumo.
En este sentido y teniendo en cuenta la peculiaridad de Melilla, se quieren aprovechar las cubiertas o los espacios públicos y privados disponibles para instalar sistemas de generación fotovoltaicos en los mismos incluyendo la posibilidad de almacenamiento. La energía solar fotovoltaica reduce el uso de combustibles fósiles y las emisiones de gases de efecto invernadero a la hora de producir electricidad que puede ser aprovechada en consumos directos o próximos. Además, ahora, con el nuevo marco normativo la implementación de este tipo de proyectos es más atractiva, y se simplifican los trámites administrativos y técnicos que se han de llevar a cabo. Además, programas de incentivos asociados al autoconsumo comunitario podrían aplicarse para maximizar el aprovechamiento del espacio disponible.

Planta de biogás
En el marco de este proyecto y en línea con el desarrollo de gases renovables, Enagás, a través de su filial Enagás Renovables, también contempla la construcción de una planta de biometanización que permitirá tratar y reducir el volumen de residuos sólidos urbanos. Con el tratamiento de estos residuos se genera biogás, una fuente de energía sostenible clave para el impulso de la economía circular en la Ciudad de Melilla.

Movilidad sostenible
Esta iniciativa pretende también crear un modelo de movilidad sostenible que reduzca la contaminación en la ciudad. Para ello, se prevé la instalación de una gasinera que suministrará gas natural comprimido (GNC) a la flota de vehículos que circulen dentro del Puerto de Melilla, vehículos de transporte público y de particulares.
Impulsar el gas natural y los gases renovables como combustible alternativo para el transporte terrestre permitirá reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y otros contaminantes asociados a la actividad portuaria, lo que favorecerá la mejora de la calidad del aire de Melilla.

Nuevas oportunidades de servicios portuarios
Tanto la electrificación de los muelles como el desarrollo de la planta de biometanización permitirán aumentar la competitividad portuaria de Melilla, mejorar la sostenibilidad –reduciendo su huella ambiental, tanto acústica como atmosférica-, y beneficiarse de nuevas oportunidades de negocio ligadas a nuevos servicios, como la recepción y gestión de los llamados residuos MARPOL, generados durante el servicio de los buques, así como en sus operaciones de mantenimiento y limpieza.

Aprovechamiento de frío
Otro de los pilares de este proyecto, también relacionado con el fomento de la economía circular, es aprovechar el frío residual generado en el proceso de regasificación. Esto permite no solo reducir las emisiones y los costes operativos de la central, sino también desarrollar una nueva industria, la del frío, en la Ciudad de Melilla. Enagás, a través de su filial E4efficiency, impulsará el proyecto con una tecnología innovadora ya probada en sus plantas de gas natural licuado (GNL) que permite reducir en hasta un 90% las emisiones de CO2 y en un 50% los costes de la producción de frío para usos comerciales e industriales.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas