agosto 12, 2022 16:52

“¿Cómo no va a servir para nada tener una oficina en la sede de España ante la UE? Esto es una auténtica salida de tono del señor Imbroda”

MELILLA HOY ofrece hoy la primera de las dos partes de una entrevista con el presidente de la Ciudad, Eduardo de Castro. En esta ocasión con la iniciativa iniciada para lograr una Oficina en Bruselas y las consecuencias del sucedo de la valla del 24J, y la próxima semana otra sobre temas en los que ha avanzado datos de gran interés.

Melilla parece que está más cerca de contar con una sede en la Representación Permanente de España ante la Unión Europea (REPER) tras afirmar que se han iniciado los trámites “para que la Ciudad tenga -por fin- voz propia en el Parlamento Europeo y nuestros problemas sean escuchados”. ¿Qué objetivo se busca con esta iniciativa?
La idea de la oficina es tener presencia en Bruselas porque es bueno y nunca la hemos tenido. El pasado 1 de junio fue la primera vez que un presidente de la Ciudad ha estado en el núcleo de toda la política europea y bueno, ahí nació la iniciativa. Es verdad que la idea ya es un poco antigua, de contar con una sede en Bruselas, pero ahora sí se materializó en el sentido de que al embajador representante permanente de España ante la Unión Europea, Marcos Alonso Alonso, se le planteó esto de una posible sede, de cómo podía funcionar, … y me dio una solución muy interesante. ¿Por qué? Porque la REPER, que es una sede, que está en un par de edificios, tiene varias sedes de comunidades autónomas: Aragón, Asturias, Castilla La Mancha, Castilla León, La Rioja y Madrid. Es decir, si estas comunidades autónomas tienen sede en la REPER, en la representación española, es por algo.
Hay dos razones básicas, fundamentales. Una, la cuestión económica, es decir, es más barato estar en la sede de la REPER que estar en un edificio aparte y una operativa, que es que en la REPER se tiene contacto con todos los consejeros que están en esta representación ante la Unión Europea . Los consejeros de la REPER son como los representantes de los ministerios españoles, con lo cual la cercanía evidentemente facilita el trabajo.
Entonces, en base a dicho ofrecimiento, el día 13 de junio yo me puse en contacto con el secretario de Estado de España para la Unión Europea, Pascual Ignacio Navarro, para hablarle del tema y se intentara de alguna manera agilizar esto. El día siguiente le envié una carta al secretario de Estado diciéndole la posibilidad de que se iniciara los trámites desde el Ministerio del Ministerio de Exteriores para estar en esta sede y llamé también al embajador a Marcos Alonso.
Al día siguiente, el día 15, el jefe de gabinete del secretario de Estado me llamó y me dijo que había recibido órdenes de Pascual Ignacio Navarro para agilizar en lo posible este trámite de un convenio con el Ministerio, para abrir la sede de Melilla en REPER.
Y lo último fue el 4 de julio, cuando llamé al jefe de Gabinete del Secretario de Estado a ver cómo iba el asunto y me respondió que iba en marcha. Es decir, esa sería la sincronización para lograr la oficina.
En resumen, se trata de una solución económica, operativa y estratégica para alcanzar los objetivos de desarrollo y de seguridad de la ciudad y participar de una forma directa con la propia Unión Europea y las distintas instituciones que la conforman.

¿Qué posibilidades hay de que Melilla consiga una sede ante la REPER en Bruselas? ¿Porque esto está hecho ya o el trámite va a ser largo?
No, esto no está hecho. Esto se hace con el Ministerio de Asuntos Exteriores. Esto no es llegar y echar a freír unos huevos fritos como algunos se creen: “vamos a abrir una sede….”. Esto no es tan sencillo. Para empezar esto, al ser sedes que están en otro país, es evidentemente el Ministerio de Asuntos Exteriores el que tiene que determinar el cómo. Es por eso por lo que yo me pongo en contacto con el Ministerio a través del embajador ante la REPER. Entonces cuando decidan que nos alquilan un espacio en la REPER, habrá que firmar un convenio. Por parte de Melilla lo tendré que firmar yo, porque no hay ningún consejero que tenga competencia para hacer esto, y por parte del Ministerio de Exteriores lo tendrá que hacer el propio ministro o el secretario de Estado, el que ellos decidan. Eso es lo que se suele hacer. Entonces cuando esté todo listo se hará un convenio, en ese convenio se recogerá el alquiler de ese espacio, la oficina, el personal, etcétera, etcétera.

¿Esta es la misma oficina de la que habló a primeros de junio en Bruselas la consejera de Hacienda Dunia Almansouri en el viaje al Parlamento Europeo para asistir a la presentación de un informe sobre Ceuta y Melilla por parte del eurodiputado Jordi Cañas o es distinta?
No, no, no es que no sea diferente. Hay que aclarar una cosa: con Jordi Cañas no se habló de esto. Jordi Cañas es otra historia. Dunia fue al Parlamento Europeo acompañándome a mí, que era el jefe de la delegación de Melilla, igual que fue Vivas encabezando la delegación de Ceuta. Entonces esto, en la conversación con el embajador, que me acompañó Dunia a la oficina del embajador, el embajador me recibe, hablo con él, ella está presente y entonces le pregunto sobre si se plantea lo de abrir la sede y es en ese momento cuando el embajador me propone esta solución, una solución que por otra parte a Dunia, que representa CPM, y llevan en su programa lo de la sede, le parece acertada la idea que nos transmite el embajador. Esa es la intervención de la consejera, en esa conversación, lo demás es el trabajo que llevo realizando yo poco a poco. O sea, yo no he salido antes de lo que salí esta semana en rueda de prensa porque como dije, estas cuestiones es mejor mantener un perfil bajo y no echar palabras vuelo y que luego queden en nada. En todas las cuestiones diplomáticas hay que ser cautos, hay que ir despacito y asegurando la cuestión. Y eso es lo que he intentado yo.

Después de su rueda de prensa de este martes, el presidente del PP, el señor Imbroda, ha criticado esta iniciativa afirmando que “además de ser un disparate, no vale para nada y es un despilfarro” y que solo servirá para que “CPM cumpla su sueño de colocar agentes captadores de votos de emigrantes”, cuando la Junta de Andalucía nos ofrece gratis y con total solvencia su Oficina y medios profesionales en Bruselas. ¿Qué le parece esta crítica?
Mire, yo no voy a discutir con el señor Imbroda. Yo entiendo que esté molesto porque él nunca ha estado en Europa, ni a él se le ha ocurrido esto. Si alguna vez vuelve a ser presidente, que espero que no, porque creo que el Partido Popular, y ya meto un paréntesis político, debería de buscar nuevos líderes que seguro que los tiene, gente preparada, que seguro que las hay, y dejar ya a políticos que están más que amortizados. Teniendo en cuenta que yo siempre he sido partidario de dos legislaturas como máximo, pero bueno, eso es otra cuestión.
¿Cómo no va a servir para nada? Esto es una auténtica salida de tono. ¿Cómo no va a servir estar en la Unión Europea? Vamos a ver, si Melilla es, como dice él, frontera sur de Europa, si está clarísimo que Melilla por sí sola no va a ningún sitio porque no tiene mecanismos ni resortes, Melilla necesita a España, Madrid, a las instituciones del gobierno central. El que sea, ahora es el PSOE, mañana pueda ser otro, o no. Y tenemos que tener esas dos bases, esos dos pilares: Madrid y Bruselas. Si no estamos en Bruselas, no estamos en Europa. Entonces, es mucho mejor tener un contacto directo con las instituciones europeas y por tanto no solo con el Parlamento Europeo, hay un órgano que me interesa mucho, que es el Comité Europeo de las Regiones. Supongo que tampoco, no creo que diga el señor Imbroda que no vale para nada. Es verdad que tampoco se ha ocupado de ello nunca.
Mire, cuando yo entré en el gobierno en julio de 2019, después de un verano complicado, en noviembre o diciembre pido un informe sobre la posibilidad de formar parte del Comité de Regiones, informe que vuelvo a pedir en marzo de este año y gestiones que ya he hecho, y que ya la explicaré en su momento, para intentar estar también representado en dicho comité. Estar en Europa es importante, es tan importante que el día que estuvimos en Bruselas, no solo fue la agenda que preparó el eurodiputado Jordi Cañas, yo tuve mi propia agenda. Y mi propia agenda fue precisamente reuniones de alto nivel con gente del Comité de Regiones. Por ejemplo, con el presidente del Grupo Liberal, François de Coster, que es el que ha enviado un vídeo apoyando a Melilla. Eso no es ninguna tontería. Que un presidente de la tercera fuerza política en el Parlamento Europeo envíe un vídeo diciendo que apoya a Melilla, yo creo que es la primera vez que se hace. Yo me reuní con él en Bruselas, me reuní también con el secretario general del Comité Europeo de las Regiones, Petr Blížkovský, que es de origen yugoslavo y también me reuní con Santi Mondragón, que es un importante funcionario de dicho comité de regiones, que me estuvo explicando un poco todo esto. Igualmente hablé con más personas, conversaciones orientadas todas ellas al comité de regiones.
Además, traté la cuestión con el presidente de la Federación Española de Provincias y Municipio, el alcalde socialista de Vigo Abel Caballero, la última vez en La Palma con la conferencia de presidentes, diciéndole a ver si se abría un camino para esa cuestión, porque los representantes de España en el Comité de Regiones son puestos por su Federación. Y también he tocado, tocaré y sigo tocando todas estas cuestiones porque, como digo, si no estamos en Bruselas, no estamos en Europa.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas