Escribe para buscar

Editorial

36 contagios en un día, muestra de que esto no ha acabado

Compartir
Datos Covid Melilla

La pandemia no ha terminado. Lo sabemos por las medidas de prevención que aún tenemos que cumplir, pero también por los números que se registran en el parte diario de la COVID-19. Ayer, la estadística que ofrecen de manera conjunta la Ciudad Autónoma y el Ingesa nos mostraba la cruda realidad: 36 contagios en un solo día, una de las cifras más altas de los últimos meses, con la salvedad de otros registros muy elevados, algunos de récord, que también hemos tenido este mismo mes, sin ir más lejos.
El 5 de agosto, por ejemplo, fueron 63 contagios los notificados. Y el día antes llegaron a 137, el número más alto de casos nuevos en un solo día desde que comenzó la pandemia hace casi un año y medio. Ayer, como decíamos, 36 nuevos positivos durante la jornada. Curados hubo menos de la mitad, 14. Consecuencia directa: un nuevo incremento del número de casos activos, que ya son 465.
Otra mala noticia es que suben los pacientes que necesitan ser hospitalizados para recibir asistencia por el coronavirus. Según los datos de ayer, eran 12. Tres más, por lo tanto, en un día. Al menos, la situación en la UCI se mantiene, con dos personas ingresadas. Esa fue la única noticia buena de la jornada en lo que a la pandemia se refiere, y eso que no había mejora respecto al día anterior.
Con cifras como estas, surgen demasiadas dudas. ¿Es que se nos ha olvidado todo lo que hemos sufrido en 17 meses de pandemia? Porque una cosa está clara, y es que, cumpliendo las medidas de prevención, a cuyo cumplimiento todos estamos obligados, no habría ni un solo contagio nuevo. Ayer fueron 36. No es difícil adivinar que muchos de ellos tuvieron que ver con un incumplimiento de las medidas, imprudencias, y también por los brotes que tenemos localizados hasta en tres centros de acogida de Melilla, como son el CETI, el centro de menores de La Purísima o el pabellón de menores del Centro Asistencial.
Si no ponemos todos de nuestra parte, incluidas las administraciones públicas, será imposible revertir esta situación. Y si empeora, como ya nos ha sucedido en diferentes olas, sufriremos nuevas restricciones. No nos lo podemos permitir, ni tampoco lo merecen quienes sí se toman en serio esta pandemia.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *