Una declaración institucional, la fórmula para pedir a Moncloa el tratado de buena vecindad

Coalición por Melilla (CPM) se ha marcado como objetivo conseguir una declaración institucional de la Asamblea de Melilla para reivindicar al Ejecutivo de España un Tratado de Buena Vecindad con Marruecos. A preguntas de los periodistas, la vicepresidenta primera de la Asamblea, Dunia Almansouri, explicó que la salida que debe tener esta moción es una declaración institucional para que sea trasladada al Gobierno de España al abordar cuestiones que no son competencia de la Ciudad Autónoma.

Una vez registrada la moción este jueves, Almansouri señaló que habrá que esperar a que pase por el Pleno de la Asamblea para su debate e intentar que consiga la mayoría suficiente para impulsar la declaración institucional, algo que CPM confía en que así sea con una “buena acogida” de esta iniciativa.
“Estamos teniendo una legislatura muy complicada en la que se está haciendo muy difícil llegar a acuerdos”, reconoció la vicepresidenta primera de la Asamblea, que señaló en concreto al PP, que “siempre en el último momento añade un pero o una coma y es complicado” alcanzar consensos.
Ello, según Almansouri, independientemente del asunto a tratar y “por más que se intente llegar a un acuerdo y ser flexible para conseguir un consenso”, aunque precisó que el hecho de que sea complicado llegar a acuerdos “no quiere decir que sea imposible” y, de hecho, aseguró que CPM lo seguirá intentando.

Tratado de Buena Vecindad
La moción de CPM defiende la necesidad de contar con un Tratado de Buena Vecindad que recoja, entre otras cuestiones, recuperar la aduana comercial y establecer una línea marítima entre Melilla y Beni-Enzar (Marruecos).
CPM considera en esta iniciativa que Melilla “debe tener dos brazos garantizados para proteger el interés de la sociedad melillense”, uno de ellos el Plan Estratégico, que ya está en marcha con partidas presupuestarias en 2022, y el otro “unas buenas relaciones con Marruecos” mediante un Tratado de Buena Vecindad.
Tres son las “coordenadas” que, según los cepemistas, debe tener dicho tratado, la primera de ellas “recuperar las condiciones que había en la frontera”, para lo que CPM reivindica una frontera “ágil, segura y que recupere la aduana comercial”.
La segunda es establecer una línea marítima entre los puertos de Melilla y Beni-Enzar (Marruecos), separados por la dársena melillense, ya que CPM cree que sería algo muy bueno para ambas ciudades y ambos países” en cuanto a proximidad y que ella no dependa solo del “paso fronterizo de la amistad, de la fraternidad o de la vecindad”.
Esta conexión marítima, según CPM, tendría su Punto de Inspección Fronterizo (PIF) en materia sanitaria, “como ordenan las leyes vigentes”, y que “orienta la normativa europea que debe estar contemplado en ese puesto fronterizo”.
La tercera coordenada sería “un gran compromiso” en materia de seguridad y cooperación, teniendo como referentes las políticas de desarrollo marcadas por la Unión Europea, de manera que “Melilla sea el puente de conexión en política de desarrollo y en garantizar la seguridad en el tema de inmigración, menores y los intereses de ambos países”, defiende CPM.

No hubo reunión con Pedro Sánchez

La vicepresidenta primera de la Asamblea, Dunia Almansouri, confirmó ayer que el pasado miércoles, durante la visita a Melilla del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no hubo oportunidad de que el Ejecutivo local se reuniera con él por motivos de agenda y únicamente hubo “un saludo”. Por ello, señaló que buscarán la fórmula para hacerle llegar las propuestas para el desarrollo de Melilla.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€