¿Un rival de Juanjo?

Un vídeo de Javier Lence anunciando el miércoles su intención de ser candidato a la presidencia del Partido Popular de Melilla ha sido la gran noticia de estos días, no tanto por inesperada como por descartada por la mayoría de los melillenses más o menos interesados por la política.
Javier Lence ya llevaba bastante tiempo intentando hacerse con el poder del PP local y, de haber seguido Pablo Casado y Teodoro García Egea en la cúspide del PP nacional, es probable -no seguro- que hubiera logrado Lence su objetivo. Ahora, como resalta en su vídeo, utiliza los dos argumentos que le pueden ser útiles: que el PP melillense necesita cambios y que él está en el partido desde hace 40 años (Juanjo Imbroda solo desde hace 19).
Ambos argumentos son ciertos, pero eso no quiere decir que sean suficientes para desplazar al presidente de un partido que, como Imbroda recuerda a menudo, ha ganado todas las elecciones a las que se ha presentado. De los dos argumentos que esgrime Lence, el de la antigüedad en el partido no deja de ser un tema menor, mientras que el de la necesidad de cambios sí es un tema mayor, pero es una bandera que el mismo Imbroda puede también enarbolar, como una novedad, sí, pero una novedad exigida por los tiempos cambiantes.
El actual secretario general, en funciones, Miguel Marín, tras calificar como ‘democrática’ la decisión de Lence, recordó (ver página 7) que “cualquier afiliado con un mínimo de 95 avales de afiliados al corriente del pago de las cuotas podría presentarse como candidato. Tendrán de plazo hasta el día 6 de septiembre, a las 20.00 horas. Después habrá cuatro días de campaña electoral interna antes del día 12, cuando el PP celebrará en su sede la asamblea de compromisarios y candidatos. Si alguno de los precandidatos obtiene en dicha asamblea más del 50 % de los votos y una diferencia superior al 15 % respecto al siguiente, será proclamado de manera automática único candidato al Congreso Regional”.
En estas circunstancias no parece que la candidatura de Lence tenga muchas posibilidades de ganar. Quizás por eso creen algunos que el objetivo profundo de Javier Lence es pactar una sola lista con Juanjo Imbroda, tras retirar él, a cambio de tal presunto pacto, su candidatura, consiguiendo así mantener la ‘unidad’ del partido. Damos por supuesto que unos y otros negarán tal intención de pacto, que nos parece evidente que no se va a producir, así que lo eficaz es no perder el tiempo en lo que no va a ocurrir.
¿Puede ganar las elecciones del PP el rival de Juanjo, este rival? En teoría todo es posible, pero, en este específico caso y en este momento no parece que se vaya a producir el cambio. El día 12 del próximo mes es muy probable que tengamos la respuesta. El que sin duda necesita un cambio, muy, muy profundo es Melilla y no solo en el PP, aunque el cambio en el seno de este partido sea especialmente importante, ya que es el máximo candidato a ganar las elecciones locales de mayo 2023.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€