Miguel Rivera: “Lo verdaderamente importante es disfrutar de estos tres primeros puntos”

LA VALORACIÓN DEL TÉCNICO

El técnico de la U.D. Melilla comenzó su intervención ante los medios asegurando que deseaban “ofrecer un buen partido a todos los aficionados, pero especialmente a la memoria de José Carlos y a su familia. Y queremos brindarles esta victoria”, afirmó. FOTO @GINER.SPORTPHOTOGRAPHY

Ya centrándose en el análisis del encuentro, Miguel Rivera, que reconoció sentirse “muy contento”, cree que fue “muy parecido a un encuentro de pretemporada”, con una primera mitad en la que sus jugadores estuvieron “algo nerviosos e imprecisos” y luego en la segunda parte el trabajo de los suyos se vio “recompensado”, tras hablar en el descanso y hacerle ver el entrenador malagueño a sus futbolistas que se ganaba “superioridad por fuera en ese 3-1-4-2 que el rival presentaba”. De este modo, y como explicó, “se produjo una gran jugada de todos y con un Migue genial, que asistió a un Fran Núñez iluminado para situar el 1-0. Y posteriormente, la contra perfecta, por velocidad y por la forma de entenderla, y otra vez Fran Núñez”, relató.

No se olvidó de resaltar, en el aspecto individual, la labor tanto de Fran Serrano en defensa, al que calificó de “sublime”, como la de Salcedo, que dio “mucha tranquilidad”. Asimismo, destacó la actuación de Alberto Martín “manejando a todo el equipo en el centro del campo”, de Álvaro Muñiz, que fue “creciendo con el paso de los minutos” y les dio “seguridad en las acciones combinadas”, y “con dos bandas extraordinarias y un juego interior muy peligroso, como son Fran Núñez y Sergio Pérez”. En definitiva, Rivera dio “la enhorabuena” a todos los que participaron e instó a “disfrutar de la victoria que es lo verdaderamente importante”.

( La edición digital de PDF de MELILLA HOY

https://online.melillahoy.es/membresias/ )

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

Melilla llora a José Manuel Calzado

La noticia de su fallecimiento primero, seguida de las innumerables muestras de condolencias que llegaron después, corrieron ayer como la pólvora en Melilla. Se nos